No es el tamaño de tu bote…

Capítulo 9 – No es el tamaño de tu bote… (It’s Not the Size of Your Boat…)

Tom: Wonderland había sido una reacción a Room On The Third Floor. Nuestro siguiente album sería una reacción a Wonderland. Teníamos que alejarnos de las cosas oscuras y malhumoradas. Teníamos que dejar entrar la luz.

Y necesitábamos escribir algunas canciones.

Nuestros publicistas habían sugerido que nos juntáramos con otros escritores y ver qué salía de eso. No estábamos muy dispuestos a hacerlo – el punto de McFly era que hacíamos lo nuestro solos – pero lo intentamos. A principios de Marzo de 2006, me encontré en un diminuto estudio en un sótano en Sheperd’s Bush con un escritor muy reconocido que responde al nombre de Eg White. Traté de mantener la mente abierta, de abordar esto con la esperanza de que algo surgiera. Pero cuando Ed anunció que consideraba que The Beatles estaban sobrevalorados, empecé a tener mis dudas sobre si haríamos un buen equipo. Es suficiente decir que no regresé al segundo día que teníamos que trabajar juntos.

Danny: Dougie y yo tuvimos una experiencia similar con otro escritor. A la mierda esto, pensamos. No queríamos escribir con otras personas. Éramos lo bastante buenos para hacerlo nosotros mismos. Así que eso hicimos.

Harry: Yo tenía que ir a India por un viaje para jugar cricket como parte de Sport Relief – a su propio modo me abrió los ojos tanto como el viaje que habíamos hecho a Uganda, cuando vimos la devastación que había dejado el tsunami en las vidas de la gente ahí. Nunca olvidas esos viajes. Es aleccionador ir de un estado de lujo de cinco estrellas del que había disfrutado en mis vacaciones en Tailandia a presenciar de primera mano como pueblos enteros habían sido arrasados, y vidas destruidas.

Algunas personas son cínicas sobre las celebridades haciendo trabajo de caridad. No hay duda de que funciona de ambos modos. Crecimos viendo a las Spice Girls haciendo el sencillo de Comic Relief; cuando nos pidieron que lo grabáramos, nos dimos cuenta de lo que haría por nuestra carrera. Pero sólo un cínico auto-publicista no se conmovería por la pobreza que vi en India, y no olvidaría por un momento lo que ese tipo de exposición podría hacer por él, en vez de enfocarse en qué podía hacer para ayudar a la caridad. De ningún modo somos santos ni misionarios, pero al haber visto la vida del otro lado de la cerca, estamos felices de poder hacer nuestra parte.

Tom: La única vez que perdí la paciencia con un periodista fue cuando uno sugirió que nuestro trabajo con Comic y Sport Relief era cínico e interesado. A. La. Mierda. Cualquiera que pase tiempo trabajando para estas organizaciones sabe cuán estúpida es esa sugerencia.

Harry: Aunque el cricket en India fue genial. Estaba pasando por una fase en la que redescubrí mi amor por el juego. Jugaba en cualquier oportunidad, y empecé a recuperar el talento que tenía en la escuela. Cuando los chicos escribieron la letra en una canción llamada ‘Little Joanna’ que dice ‘But only the music is bleeding when crickets replace the band’1, pensé que me estaban molestando un poco. En realidad, la línea hacía referencia a los insectos, pero no hay duda de que hay momentos en los que me encuentro preguntándome si quizá debí haber perseguido una carrera en el cricket en vez de la música.

Danny: Mientras Harry estaba en India, y después de nuestras sesiones abortadas con otros escritores, Tom, Dougie y yo decidimos encerrarnos en el estudio que teníamos en Princess Park Mannor. Escribimos por 10 días seguidos. Nos levantábamos a las 11 y escribíamos hasta las 5 de la mañana. Un par de horas de sueño, y repetíamos la rutina. Apenas salimos. Nuestra ama de llaves Darrotta nos traía nuestras comidas, para que no tuviéramos que pensar en alimentarnos. En esos 10 días, escribimos la mayoría de nuestro tercer álbum.

Tom: Cuando no estábamos escribiendo, estábamos viendo el arte del disco y re-imaginando todo sobre la imagen de la banda, alejándonos de las cosas oscuras que habíamos hecho antes. Aparte de escuchar a Jellyfish, me obsesioné con Queen, así como había estado obsesionado con The Who en los tiempos de Wonderland. Y más importante, volvíamos a pasarla bien.

A pesar de eso, no me retracté en mi decisión de mudarme de Princess Park Mannor. Sentía que estaba en la cúspide de una nueva fase en mi vida. Tener mi propia casa, donde podría estar solo con Giovanna cuando quisiera, se sentía como la decisión correcta. Durante nuestro descanso en Navidad, había llevado a Danny y Dougie a ver la casa que iba a comprar. Esperaba que les gustara; no esperaba que les gustara tanto. Había pasado solo media hora y ya habían puesto un depósito para un piso en la casa de a lado.

Harry: Había estado preparándome para irme de vacaciones a Tailandia, así que no fui con ellos. Regresé de Tailandia sabiendo que Tom se iba a mudar, pero pensé que aún tendría a mis chicos en Princess Park Mannor, pero descubrí que los tres tenían la intención de mudarse. Estaba un poco enojado, y un poco asustado cuando los chicos insistieron que fuera a ver otro piso que estaba a la venta en la misma casa que la de Danny y Dougie. Resumiendo, Danny y Dougie terminaron comprando cada uno un piso, uno sobre el otro, a lado de Tom; yo compré un piso al final de la calle. Adiós Princess Park Mannor. Ahora todos teníamos nuestro propio espacio, pero estábamos muy cerca de los otros. Un paso perfecto – los mejores amigos se habían convertido en vecinos.

Tom: Fue divertido que todos estuviéramos cerca, y también conveniente, porque nuestros días estaban llenos de cosas relacionadas con la banda. Como viajar a Los Angeles, por ejemplo, para promocionar Just My Luck, que estaba a punto de estrenarse en Estados Unidos. Fue en Los Angeles dónde decidimos el nombre de nuestro tercer álbum. Estábamos comiendo hamburguesas en un pequeño restaurante en Sunset Boulevard con nuestro amigo George. George nos estaba contando la historia de una mujer con la que se había acostado, y decidió compartir un poco de la sabiduría de su técnica sexual. “No importa el tamaño de tu bote,” nos dijo. “Importa cómo muevas el océano.2

Doguie y yo nos miramos. Obviamente habíamos tenido la misma idea al mismo tiempo. Desde ese momento, supimos que Motion In The Ocean sería el nombre del álbum número tres.

Fue en ese viaje a Los Angeles que visitamos un salón de tatuajes en frente del Viper Room donde River Phoenix murió. Ya nos estábamos llevando mucho mejor, y parecía ser algo genial que podíamos hacer como banda. Decidimos que cada uno se tatuaría una palabra en el pie, y nos empezamos a reír crónicamente cuando pensamos en las tonterías que nos tatuaríamos. Al final yo me tatué “Grande3” en el pie.

Harry: Yo me tatué “Descubierto4

Dougie: Yo me tatué “De atleta5

Danny: Yo me tatué “Buen esf. 6” (Vamos, descúbranlo.)

Dougie: Estaba tratando de dejar de fumar, así que aunque todos nos estábamos llevando mejor, la mayoría del tiempo yo estaba un poco agitado. Y es por eso que en Los Angeles, terminé golpeando a Harry en la cara.

Harry: Dougie estaba sufriendo un desafortunado caso de mal aliento, así que lo apodé ‘aliento de excremento’. Desafortunadamente, también estaba sufriendo un desafortunado caso de falta de humor, y no lo encontró muy gracioso. Aunque Tom y Danny estaban riendo a carcajadas. Cada que se reían le daban más cuerda. Dougie se enojaba más cada que le decía aliento de excremento, y eso solo lo hacía más gracioso.

Era tan inmaduro. “Detente Harry”

“De acuerdo, aliento de excremento.”

¡Harry!

“Hey, tranquilo… ¡aliento de excremento!

Dougie estaba en la parte delantera del coche, y no podíamos ver qué tan enojado estaba realmente. Así que no le hice mucho caso cuando me dio una advertencia bien merecida. “Amigo, en serio, dilo una vez más y te voy a golpear.”

“¡De acuerdo, de acuerdo.”

Una larga pausa.

Solo lo susurré: “¡Aliento de excremento!

De pronto, Dougie se dio la vuelta en el asiento y su puño terminó en mi cara. Me dio un buen golpe. No puedo decir que no me lo mereciera.

Hubo un silencio en el coche por la sorpresa.

“Whoa ,” dije, sobándome la mejilla, “tranquilo, aliento de excremento.”

Llegamos a nuestro hotel y subí a mi habitación. Casi inmediatamente, sonó el teléfono. Era Dougie, llorando. “Amigo, lo siento tanto por golpearte… estuvo tan mal que lo hiciera… me siento tan mal…”

Traté de calmarlo. “Amigo, no te preocupes… te molesté demasiado… queda todo olvidado… somos amigos…” Eventualmente dejó de sollozar y colgó.

Tom: Treinta segundos después Harry me llamó. “Adivina quién me llamó inundado en lágrimas,” dijo. “Aliento de excremento.”

Dimos un concierto de promoción en Los Angeles. Era la primera vez que realmente tocábamos en Estados Unidos, y aunque no estábamos tratando de “ser famosos” en América, fue un poco surrealista que tuviéramos fans allí. Aunque no lo suficiente para salvarnos de lo que la gente de publicidad de la película habían planeado para la premier de Just My Luck.

Si no estábamos dando un concierto, nuestra peor pesadilla era llamar la atención. Entregas de premios, discursos en público, caminar por la alfombra roja – son el infierno para alguien que se esconde en el baño en las fiestas, y los otros chicos se sentían igual. Lo que hizo que la premier de Just My Luck en Los Angeles fuera uno de nuestros momentos de más nerviosismo. La idea de aparecer y ser el centro de atención ya era bastante malo. Cuando se sugirió que llegáramos en un autobús de dos pisos londinense, nuestra respuesta fue unánime. Ni. Lo. Piensen.

Pero entonces llegó Fletch.

Nuestro manager nos convenció. (Nos venció verbalmente, en realidad.) Así que cuando llegó el día, nos encontramos parados en el segundo piso de un autobús adornado con el logo de McFly y la bandera de Inglaterra, francamente deseando que la tierra nos tragara. ¡Nadie sabía quiénes éramos! Podría haber funcionado en Londres; en Los Angeles, una ciudad acostumbrada a estrellas de Hollywood, nadie entendió todo este asunto. Estábamos peleando para no pararnos en la orilla, para poder esconder nuestros rostros avergonzados.

Fue tan malo como esperábamos que lo fuera. Algunas fans estaban allí, pero estaban muy lejos, detrás de la valla de seguridad; a algunos fotógrafos se les había informado de nuestra presencia, así que nos tomaron algunas fotos. Más allá de eso, desconcierto total. No podíamos esperar a bajarnos de ese autobús.

Harry: No es que lo que nos esperaba en la alfombra roja fuera mucho mejor. Ninguno de nosotros había visto a Lindsay desde New Orleans. Verla de nuevo en la alfombra roja frente a toda la prensa de EUA no era lo ideal. Claramente, tampoco era algo que ella esperara con ansias; a penas nos vio mientras la saludamos y posamos para algunas fotos juntos. Incluso su hermana pequeña nos ignoró. Nos rechazó una niña de 12 años. Genial.

Tom: De cualquier modo, nos emocionaba más ver a Brian Wilson de los Beach Boys en la alfombra roja. No nos importó que pareciera demasiado drogado para que supiera dónde estaba, mucho menos que supiera quiénes éramos – nos tomamos una fotografía con uno de nuestros héroes, y momentos así nunca dejan de ser emocionantes. Y es bueno que de vez en cuando seamos nosotros los fans. Nos recuerda como es serlo, nos mantiene con los pies en la tierra y nos ayuda a empatizar con los fans que se sorprenden al conocernos.

Dougie: Y luego vimos la película. Ya la habíamos visto en Londres, así que sabíamos que no era la mejor película del mundo. Sabíamos que no era Citizen Kane. Nos sentamos ahí con el resto del elenco viéndola mientras nos tapábamos la cara con las manos…

Danny: La película fue la prueba de que era mejor que nos dedicáramos a la música. Y de regreso en el Reino Unido, fue lo que hicimos.

Una de las decisiones más importantes que hace una banda es quién los va a producir. Hugh Padgham había ido ciegas en Room On The Third Floor y Wonderland, pero sentíamos que había llegado el momento de un par de oídos frescos y un nuevo par de manos mezclando las canciones. Por ese tiempo conocimos a Jason Perry. Jason había sido el vocalista principal en una banda llamada ‘A’, que había sido importante en la escena Kerrang!, y había tenido un gran éxito con una canción llamada ‘Nothing’ – una de nuestras favoritas en aquel entonces. Fue muy genial cuando supimos que Jason era un gran fan de McFly, y nos veía como músicos serios y no sólo como una semi-banda pop.

Dougie: Fue una gran sorpresa para mí conocer a Jason, pero estaba emocionado de que quisiera trabajar con nosotros.

Danny: Fue obvio inmediatamente que Jason tenía algo nuevo que aportar. El proceso de grabado para Motion In The Ocean fue diferente a lo que habíamos experimentado antes. Para empezar, tuvimos un periodo de pre-producción – ensayos con el productor, específicamente para grabar. Esto significaba que antes de entrar en el estudio con Jason para grabar las canciones, trabajábamos precisamente nuestras partes individuales, para que el tiempo en el estudio se fuera en obtener el sonido correcto, y no en orquestar nuestras canciones en ese mismo instante.

En Junio, empezamos a grabar el álbum. Jason y su co-productor, Julian Emery, querían que viajáramos para grabarlo. Que saliéramos de Londres, que nos alejáramos de cualquier distracción para que nuestra atención se enfocara en grabar. Fuimos a Grouse Lodge, un estudio residencial en Irlanda en las tierras de lo que solía ser el estado familiar Guinness. El estudio tenía su propio bar donde se suponía que servían la mejor cerveza Guinness en Irlanda. Nuestra cuenta del bar al final de la estancia fue de varias miles de libras. Esta era la primera vez que trabajábamos con un productor cuya estrategia era asegurarse que nos divirtiéramos. Si no teníamos el sentimiento en el estudio, era feliz enviándonos a ver fútbol o a tomar una pinta.

Cuando estábamos grabando ‘Bubble Wrap’, mi pista vocal claramente no le gustaba. Jason me preguntó si quería una pinta. Por supuesto que sí. Media hora después, tenía una cerveza en mi mano y el estudio estaba en total oscuridad exceptuando las velas que había encendido a mi alrededor para obtener el ambiente correcto. Jason y Julian hicieron todo lo que pudieron para hacernos felices mientras grabábamos. A diferencia de cuando habíamos trabajado en nuestro últimos dos álbumes, no hubo un solo momento en el que sintiéramos que estábamos trabajando. Era exactamente lo que necesitábamos.

Tom: Jason y Julian también eran escritores, y empezamos a escribir una canción. Su nombre era ‘Jelly Belly’ y la letra era terrible. Sabíamos que teníamos que cambiarla, lo que es una de las cosas más difíciles cuando ya tienes una letra en la cabeza. Aunque nos gustaba la canción, y grabamos la parte instrumental sin saber cuáles serían las palabras finales.

Y entonces, una noche tuve un sueño. En mi sueño, habíamos escrito una canción sobre enamorarte de un alien (si, si, lo sé) y se había convertido en la canción más importante en la historia del universo. Al siguiente día le conté a Dougie sobre mi sueño, y él sugirió que intentáramos escribir esa canción, y la basáramos en ‘Jelly Belly’. El siguiente trabajo, por supuesto, era vender ésta loca idea a los otros chicos, pero la aceptaron y el resultado fue ‘Star Girl’. Nuestra disquera necesitó más persuasión – por alguna desconocida razón no estaban muy de acuerdo con la línea ‘I fell in love with Uranus’ – pero no la cambiamos. Algo bueno. ‘Star Girl’ fue número uno. No fue la canción más importante en la historia del universo, como en mi sueño, pero logró ser tocada en los miserables confines del Planeta Tierra. Cuando Twitter se convirtió en algo importante, empezamos a acumular cientos de miles de seguidores. Siendo el geek que soy, algunas de mis personas favoritas para seguir eran astronautas en la Estación Espacial Internacional, la NASA y otros twiteros relacionados con el espacio. Una cuenta en particular me informaba cada día la música que la tripulación de ISS escuchaba al despertar. Un día re-twiteé esta información, con un comentario sin importancia: quizá deberíamos intentar que una canción de McFly sonara en el espacio.

Era un comentario sin sentido, pero nuestros fans se pusieron a trabajar. Enloquecieron en Twitter, bombardeando a la NASA con miles y miles de tweets, atascando sus servidores de correo electrónico con peticiones para enviar una canción de McFly a la órbita.

Una semana después, un correo electrónico llegó a mi buzón, de alguien en la NASA. Era para hacerme saber que el bombardeo de nuestros fans había sido notado. Se pondrían en contacto pronto. Dos semanas después un tipo llamado Burt, uno de los jefes en la NASA, me llamó. Estaba impresionado de cuan implacables eran nuestros fans y empezamos a hablar de todas las posibilidades. Quizá podíamos tocar en un lanzamiento espacial; quizá podíamos grabar un video en sus instalaciones. En ese momento, la NASA estaba haciendo sesiones en vivo con los astronautas donde podías twitear preguntas y verlos en línea. Y fue durante una de esas sesiones que ‘Star Girl’ sonó en el ISS mientras giraba alrededor de la tierra. No era exactamente un sueño hecho realidad, pero no estaba muy lejos de eso.

Ese verano fue uno de los mejores que he tenido. Regresamos de Irlanda a nuestros nuevos hogares, donde Dougie construyó una rampa de patinaje en su patio, y terminamos de grabar las pistas vocales para Motion In The Ocean en el estudio en la casa de Danny. Hacía mucho calor, y estábamos revigorizados como banda. Espero que las canciones reflejaran eso. Eran burbujeantes y veraniegas. Nos sentimos bien con el álbum, estábamos de vuelta.

Danny: El verano fue divertido por otras razones. Tom y Harry estaban en relaciones, y eran totalmente leales y monógamos. Pero Dougie y yo disfrutamos mucho nuestras vidas como hombres solteros. Nuestros pisos eran carnada para las chicas, y una noche en particular me viene a la mente. Tenía a tres chicas en mi departamento, e invité a Dougie a que se uniera a la fiesta. Tomamos un par de tragos, y era claro que nuestras invitadas estaban dispuestas. Pero entonces sonó mi teléfono. No recuerdo los detalles de la llamada, pero eran asuntos familiares que no quería discutir frente a los otros. Me llevé a Dougie a un lado. “Amigo, llévalas a tu casa, mantenlas despiertas, estaré ahí en un segundo…”

Dougie las escoltó a su departamento mientras yo lidiaba con lo que tenía que lidiar. Colgué el teléfono y me froté las manos. Teníamos tres chicas, dos chicos y alcohol. Todos los ingredientes para una gran tarde. Bajé a la casa de Dougie… para encontrarlos a todos medio dormidos en el sillón viendo la televisión.

“¿Dougie? ¡Dougie! ¿Qué pasa?!”

Dougie se encogió de hombros. Seguía siendo muy tímido en ese entonces, así que no se había sentido muy confiado para mantener calientes a las chicas. Era momento de rectificar eso. No iba a dejar que esta fiesta se me escapara de los dedos, así que sugerí que jugáramos a girar la botella. Dougie aceptó y también las chicas, que parecían dispuestas a hacer lo que les pidiéramos. Si tan sólo la botella se hubiera detenido en ellas y no en mí y en Dougie. Me retaron a besarlo, y él estaba dispuesto. “Sólo un beso en la mejilla,” dijo. Y luego susurró, “Vale la pena, amigo – ¡vale la pena!

Hablando de una tarde que no resulta del modo en que lo planeas. Dougie es un gran amigo y todo, pero besarlo frente a estas tres hermosas chicas no era lo que tenía en mente…

Tom: Cuando llegó el momento de salir de gira con Motion In The Ocean, nos aseguramos de que el escenario reflejara el sentimiento veraniego y alegre que queríamos que el álbum capturara. Adornamos el escenario con Cadillacs y hamacas. Incluso teníamos una choza playera para que pudiéramos invitar a algunos fans al escenario a vernos. Aunque tuvimos que dejar de hacer eso, porque el resto de la audiencia les gritaba. Y fue en la gira de Motion In The Ocean que pudimos tocar con uno de nuestros héroes musicales.

Habíamos tenido un número uno a principios de año con un cover de Queen: ‘Don’t Stop me Now’. Brian May nos había enviado una botella de champaña para felicitarnos, y nos preguntó si la tocaríamos como parte de las celebraciones musicales We Will Rock You por el 60 cumpleaños de Freddy Mercury. No necesitaba decirnos dos veces, y nos encontramos ensayando con Brian May – el hombre más dulce y amable que puedes esperar conocer. Me escuchó educadamente mientras hablaba del espacio (tiene un doctorado en astrofísica), y fue muy amable con nosotros, y aún lo es hoy en día. Durante Wonderland había estado obsesionado con The Who y había conseguido tocar con Roger Daltry. Ahora estaba obsesionado con Queen, y estábamos tocando con Brian May.

Un buen giro merece otro. A mitad de la gira de Motion In The Ocean, pensamos que sería una gran idea preguntarle a Brian si querría subir al escenario con nosotros. Cuando tenemos que hacer algo así, hacemos que Danny pregunte. Es, por mucho, el miembro más afable y sociable de la banda, el tipo de chico que puede hablar con todos. A todos les gusta Danny cuando recién lo conocen – hasta que lo conocen bien se dan cuenta que es un idiota😉. Danny hizo la pregunta – ¿Brian quería tocar una canción en nuestro concierto en Wembley? Dijo que sí. Siendo honesto, es un tipo tan agradable que no puedo imaginarlo diciéndole que no a alguien. Incluso retrasó sus vacaciones uno ó dos días para poder tocar con nosotros.

Anunciar a Brian May en el escenario al principio de ‘Don’t Stop me Now’ fue algo maravilloso en nuestra carrera. El público enloqueció por él, y fue un gran momento cuando después, él dijo que pensaba que éramos una de las mejores bandas en vivo del país. Quizá la gente empezaba a tomarnos más en serio, después de todo.

Pero no éramos inmunes a la crítica. Parecía que siempre había gente que quería asumir que no éramos nada más que una banda pop manufacturados. A veces no puedes evitar que te afecte. Cuando un crítico de un periódico nacional quería darnos cinco estrellas por uno de nuestros conciertos, su editor insistía en que fueran cuatro estrellas. Obviamente no podían ser vistos admirando mucho a McFly. Una periodista en particular destrozó una de nuestras letras, pero la citó mal. Eso en verdad me enojó. Le escribí. Estaba bien que no le gustara nuestras letras, le dije, pero al menos debería escribirlas bien antes de criticarlas. Me llegó su respuesta inmediatamente. Había copiado la letra de nuestro libro oficial de letras. Más adelante descubrimos que Danny, que había transcrito las letras para el libro, se había equivocado. ¡Bien hecho, Danny!

En estos días, si alguien nos malinterpreta, es fácil corregirlos en Twitter. Y no es un mal modo de asegurarnos que no lo vuelvan a hacer. Tenemos tantos seguidores que pronto bombardean al culpable con mensajes acusadores.

La vida empezó a asentarse un poco después del lanzamiento de Motion In The Ocean. Nos acomodamos en nuestros hogares, e incluso Danny, el mujeriego entusiasta, se encontró en una relación de largo plazo. Aún esquivábamos la vida de celebridades – nuestra idea de salida nocturna no eran cocteles y cocaína en un club de Londres, pero sí algunas pintas en nuestro bar local, el Rose and Crown. O eso pensamos.

Todo estaba bien, incluso aunque el siguiente paso en nuestra carrera no saliera del modo en que esperábamos. O quizá sí, porque pavimentó el camino de lo que pasaría después, musicalmente hablando.

Las bandas y sus disqueras siempre tienen diferencias de opinión. ¿Qué imagen debería ser la portada del álbum? ¿Cuál debería ser el primer sencillo? Son cosas que a la banda le importan mucho, pero generalmente se resuelven a gusto de todos. Aunque la salida de nuestro álbum Greatest Hits fue algo con lo que no estuvimos de acuerdo desde el principio. Las disqueras aman los discos de grandes éxitos porque no les cuesta nada. Para nosotros no tenía sentido. Sólo habíamos lanzado tres discos, y constantemente teníamos nuevo material. Un álbum de éxitos habría sido genial después de una década de discos, lanzar uno en ese tiempo parecía una burla. Nos preocupaba que la gente creyera que seguíamos la trayectoria usual de una banda manufacturada: un par de discos, uno de grandes éxitos y se separan. En cada entrevista que hicimos en aquel tiempo, nos preguntaban si nos íbamos a separar, y aunque decíamos que no lo haríamos, nadie nos creía.

En el pasado, siempre habíamos recibido mucho respeto de la gente a nuestro alrededor, y nos habían dado libertad para hacer lo que quisiéramos como banda. Esta era la primera vez que experimentábamos ser forzados a hacer algo a lo que nos oponíamos. No nos agradó. Pero tratamos de ver el lado positivo. Lanzar nuestro Greatest Hits al menos nos permitió salir de gira – eso, para nosotros, siempre ha sido la luz al final del túnel. Y también, a pesar de lo que todos pensábamos, seguiríamos juntos en la banda.

Porque, no hay duda alguna, sentimos que aún tenemos mucho que ofrecer.



1 ‘Pero sólo la música sangra cuando los grillos reemplazan a la banda’ Cricket significa grillo, pero al mismo tiempo es un deporte que Harry practica.
2 “It’s not the size of your boat. It’s the motion in the ocean”
3 “Big”
4 “Bare” Bare es usado más en términos de desnudez, asumo que porque Harry es mucho más cuidadoso con su apariencia que el resto, y más aún en aquellos tiempos.
5 “Atlethe’s” Se dice que porque Dougie tenía pie de atleta.
6 “Good Ef.” Buen esfuerzo, supongo que porque Danny siempre ha sido considerado como un poco torpe o lento.

6 pensamientos en “No es el tamaño de tu bote…

  1. Gracias por subirlo! no paraba de reir con eso de aliento de excremento jajajaja y cuando le habla Harry a tom para burlarse de Dougi jajajaja graaacias muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s