¿Es eso un pato? No, es un humano meneándose…

Hola a todos
 
Mi pancita todavía no está ridículamente grande (aún me quedan 3 meses para que crezca este humano), así que fue una gran sorpresa descubrir que empecé a menearme. Ni siquiera me di cuenta que lo estaba haciendo hasta que un amigo mío lo notó cuando dábamos un paseo. No había forma de negar que me estaba meneando de lado a lado con cada paso que daba. ÉL y mi esposo escontraron muy graciosa mi nueva forma de caminar. Me imagino que es algo que se va a volver más pronunciado conforme vaya creciendo el bebé, así que voy a aceptarlo. Me encanta caminar, y se supone que es bueno para las embarazadas.. así que ¡estaré menenándome por un rato!

Habiéndome librado del segundo libro por una o dos semanas (está en el proceso de copiar-editar), fui capaz de ver, finalmente, a mi familia y amigos. Los he estado abarrotando – comidas de Navidad, tiempo de chicas con pastel, pizza en la noche con mi papá… Ha sido fantástico.

Uno de los mejores momentos de esta semana fue poder ver a mi amiga Savannah Stevenson en escena en el Victroia Apollo por su primera noche oficial como Glinda en Wicked (usé un vestido Rock-a-Bye Rosie de http://www.littleblackdress.co.uk para la ocasión). Savvy estuvo, como supimos que sería, sensacional. Muy graciosa, encantadora y mágica – ¡definitivamente les recomiendo que vayan a verla! Después de la obra hubo una fiesta – en la que decidimos tomarnos una foto en grupo, pero con Dougie en el lugar de Tom como “la persona que agarra la pancita” – bizarro, pero nos parecio gracioso.

Algo que me ha encantado de estar embarazada es escuchar a mis padres y los de Tom hablar sobre cuando estaban embarazados de nosotros, nuestras hermanas y mi hermano. Esta semana mi mamá buscó en su casa y encontró los viejos archivos médicos de sus embarazos y nuestras bandas del hospital. Ya no hay dudas de a qué hora nacimos, ahora lo sabemos con precisión. Todo esto lo guardó junto con una manta, un chal y el vestido de bautizo de Mario (sí, se que es una bata, pero me divertí imaginándolo en un vestido – qué madura) en una vieja y usada maleta azul con manijas oxidadas… La maleta en la que mi papá compró sus cosas cuando se mudó aquí desde Italia hace casi 40 años. Me siento extrañamente protectora de la usada maleta y me la he apropiado – solo para admirarla, está completamente inservible.

Con unos cuantos días para Navidad estamos haciendo cosas de último minuto para prepararnos para la llegada de Santa. Ooh, ¡y también tenemos programdo otro ultrasonido del bebé! Siempre me ipresiona cuánto se ha desarrollado nuestra pequeña migaja enlas semeanas entre ultrasonidos… Lloro cada vez que veo esos pequelos brazos y piernas por ahí. La vida es increíble.
 
¡¡Les envío grandes cantidades de felicitaciones festivas a todos!!
 
Con amor,
 
Giovanna. Xx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s