El primer mes de maternidad…

Estuve tentada a contarles mi historia positiva sobre el nacimiento y dejarlo ahí – permitiendo que se me unieran en las celebraciones del primer mes de Buzz cuando las cosas (finalmente) empezaron a encajar. Pero hay toda una área en medio de esos dos eventos que no ha sido particularmente agradable y siento que necesito tocarla porque si hubiera sabido cuán difícil iba a ser todo, me habría relajado un poco – sabiendo eso, parte de lo que sentí, fue completamente normal.

Nos concentramos mucho en el nacimiento y preparándonos para el parto, así que estuvimos extremadamente agradecidos de que nuestro trabajo rindió frutos. Como les dije la semana pasada – mi experiencia con el parte estuvo tan cerca de ser perfecta como pude pedir, y sé que para muchas mujeres, es no es siempre el caso. Así que habiendo tenido un tiempo tan positivo en la sala de partos, el dramático contraste de las semanas que siguieron nos golpearon muy fuerte.

Nunca me di cuenta cuán demandante estaba a punto de convertirse la vida. Me siento culpable escribiendo esto porque queríamos tanto a Buzz en nuestras vidas – no puedo evitar regañarme por decir cualquier cosa negativa por su presencia, así que empezaré por aclarar que lo amo con todo mi corazón y ya no puedo imaginar mi vida sin él… pero, como dije, el primer mes fue duro. ¡De pronto nos enfrentamos con la realidad de tener un pequeño humano que dependía por completo de Tom y yo! Y me refiero a todo. No creo que sea muy sorprendente el que se haya vuelto un poco abrumador… tener que lidiar con cosas que sabía que no sentía realmente. Lloré mucho. Más de lo que he llorado en toda mi vida. Una noche, mi hermana y hermano vinieron de visita (han sido maravillosos) y sólo romí en llanto y me convertí en un desastre rojo lloriqueando, mientras insistía en que era la persona más feliz del mundo. Giorgie y Mario me han visto en mis mejores y peores momentos – pero los dos se me quedaron viendo en shock antes de envolverme con su amor y abrazos.

Luego, a los ocho días de nacido, Buzz desarrolló una infección en los ojos y dedos. Lo que significó que tuvimos que regresar al hospital por cinco días para que pudieran darle antibióticos por intravenosa. Verlo en dolor mientras ponían la cánula en su mano fue una de las cosas mas descorazonadoras que he presenciado. Aunque esos cinco días fueron preocupantes, me obligaron a detenerme y nos dieron tiempo para vinculrnos con nuestro recién nacido. Antes del viaje al hospital estaba consciente de que hacia demasiado. No me había detendo y como resultado estaba en constante dolor. Porque quería que los demás me vieran como la “mamá perfecta” que podía hacerlo todo, no me había permitido descansar lo que, cuando te despiertas cada par de horas en la noche para alimentar y curarte, era estúpido. Terminpe teniendo una infeccipon y prolongando mi recuperanción (entiéndase miseria). Estuve un poco aliviada de descubrir que parte de lo que había estado sintiendo no era normal. Me había estado sintiendo como la mayor cobrade del mundo – lo que me molestó después de haber tenido un tiempo maravilloso durante su nacimiento.

Hormonas. Privación del sueño. Incomodidad física. Me destrozaron y, me averguenzo de admitirlo, me hicieron dudar sobre si estaba lista para ser mamá. Toda mi vida he cuidado a otros – los he criado, consolado y amado – mis instintos maternales siempre han sido parte de quien soy. Siempre he sabido que nací para ser madre. Estoy complacida de que, ahora que la nube se ha ido, puedo seguir dándole a Buzz el amor que merece. Los días soleados de las últimas semanas han ayudado a levantarme el ánimo. No puedo decirles cuán agradable ha sido el salir de casa con Buzz. Y, encima de todo, estoy encantada de que el pequeño hombrecito ha dejado de orinarnos tanto cuando le cambiamos el pañal. ¡Ja!

Así que ¿por qué estoy compartiendo esto? ¿Estoy solo compartiendo una historia negativa y esparciendo miedo del mismo modo que otros lo hicieron con sus historias del parto? Espero que no. En vez, espero que ayude a otra nuevas mamás, o futuras mamás a prepararse un poco mejor para lo que puede ser una experiencia abrumadora. Nadie mencionó cómo pueden ser esas primeras semanas y por eso pasé tiempo sintiéndome culpable por mis sentimientos, en vez de aceptar sabiendo que pasarían. Si fuera a darle algunos consejos sería que no planeen mucho las primeras semanas – relájense (muy relajados – quédense en cama y disfruten a su recién nacido), no tengan muchas visitas y acepten las ofertas de su familia cuando quieran hacerse responsables de deberes de la casa a cambio de abrazos del bebé.

También esta semana…

Recibí la traducción alemana de mi novela debut Billy and Me y se ven fabulosas. El título en alemán es Sternenküsse (Besos de estrellas) y los editores cambiaron el apellido de Billy Buskin por Sinclair – pero creo que esos son los únicos cambios que hicieron. ¡Es divertido pensar que personas van a estar leyendo algo que imagine en un lenguaje que ni siquiera puedo leer!

¡El conejo de pascua vino! Espero que todos hayan tenido un maravilloso fin de semana de pascua. Mi familia vino el viernes para cmainar y comer pescado con papas – seguido de chocolate. Bueno, ¿por qué no? ¡Mientras escribo esto me estoy comiendo un huevo Ferrero Rocher. ¡En mi opinión es la mejor cosa jamás inventada!

Tom ha estado con los chicos de McBusted para el tour esta semana (que empezó en Glasgow el miércoles), pero se las arregló para venir a casa en su día libre para pasar tiempo conmigo y Buzz el domingo de pascua. No puedo imaginar cuán difícil debe de ser para él estar lejos de nuestro pequeño hombrecito. Está cambiando tanto cada día y crece rápido.

Hablando del tour de McBusted  – Buzz y yo iremos a The O2 esta semana para apoyar a su papi que estará tocando ahí por 3 noches. Buzz no verá el concierto (obviamente) pero será su primera prueba de la vida en tour. ¡Esperemos que le guste!

¡Tengan una buena semana!

Con amor, Gi. Xx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s