15

Juego con las ondas de mi vestido con una mano y tomo la de Billy con la otra mientras vamos, en el asiento trasero de un Rolls Royce Phantom con vidrios polarizados, a los premios BAFTA. Mi estómago está en nudos y mi respiración se acentúa mientras llegan los nervios.

‘¿Estás bien?’ pregunta Billy, apretando mi mano.

‘No realmente,’ me río. ‘¿Tú?’

Billy ya sabe que el resultado de esta noche podría tener un gran efecto en su carrera, y gracias a ese conocimiento casi no ha dormido en las últimas semanas.

Respira profundo, cierra los ojos, inclina la cabeza hacia atrás y suspira rápidamente, haciendo ruido con los labios.

‘Me muero de nervios,’ dice sacudiendo la cabeza.

No puedo evitar reírme por nosotros en tal estado, preguntándome si los otros invitados están tan nerviosos como nosotros.

‘Tenemos que seguir pensando, “¿Qué es lo peor que podría pasar?”’ trato de razonar.

‘Bueno, podría desmayarme y hacerme del baño,’ dice sin sonreír. ‘O maldecir, o verme como un mal perdedor.’

‘Si pierdes…’ digo, enfatizando el condicional.

Se encoge de hombros a la corrección.

‘Estaré bien una vez que lleguemos. Es el viaje lo que me pone ansioso,’ dice, respirando profundamente de nuevo y viéndome. ‘Te ves hermosa.’

No puedo evitar sonreírle. Me siento hermosa. Incluso me hicieron un cambio de imagen maravilloso, que empezó ayer con un bronceado en aerosol, manicura y pedicura – lo mejor siendo que no tuve que dejar el apartamento para tales lujos. Dos maravillosas terapeutas de belleza vinieron a la casa y lo hicieron todo ahí.

El bronceado en aerosol es posiblemente lo más bizarro que he hecho jamás, conmigo parada en una tienda en el baño, usando con vergüenza la ropa interior más pequeña que tengo, mientras una señorita literalmente me rociaba un líquido frío y naranja mientras hacía posiciones nada elegantes. No mentiré, al principio parecía que me habían vertido pintura café, así que estaba petrificada de que me vería así al despertar, habiendo sido advertido de que el color podría oscurecer en la noche… pero por suerte la mayoría del color café desapareció al bañarme, dejándome con el look bronceado claro que prometieron. ¡Phew!

Hoy el cambio de imagen continuó con un peinador y maquillista que llegaron a las 9 de la mañana. Cortaron mi cabello, lo secaron y le pusieron tubos gigantes, para darme rizos, tristemente no el estilo simple que Molly sugirió, pero estoy segura de que esto le encantará cuando lo veo.

El maquillista inspeccionó mi rostro tan de cerca que pasé la mayoría de la mañana aguantando la respiración para no respirar sobre ella. Escondió los defectos, acentuó mis pómulos e hizo que mi piel brillara. Incluso yo creo que luzco como un ángel. Aunque soy consciente de que este es el resultado de muchas horas en una silla de maquillaje. Volveré a verme como yo en la mañana.

‘¡Es un gran avance de estar cubierta de harina o usando el uniforme de Coffe Matter, por seguro!’ le digo a Billy. ‘¿Pero tropezaré con mis zapatos y caeré, luciendo como una tonta? Solo el tiempo lo dirá,’ sonrío.

Billy deja escapar una carcajada – una que no he escuchado en mucho tiempo.

‘¡Te atraparé!’ promete.

‘Más te vale… ¿y qué hay de ti, señor Guapo?’ digo, admirando su smoking negro y el modo en que arregló su cabello en el copete que usaba cuando nos conocimos. Se ve simplemente divino y como una estrella de película de Hollywood.

‘¿Qué, esta vieja cosa?’ sonríe, arreglando las muñecas de su camisa del modo en que hacen en las  películas.

No puedo evitar verlo y absorber su hermosura. Sé que el mudarme a Londres no ha sido fácil, pero estar aquí con él, en su noche especial, hace que todo valga la pena. Me gustaría poder embotellar el amor que siento ahora y guardarlo para un mal día – para recordarme la magnitud de esos sentimientos en esos momentos de duda.

‘Te amo, Billy,’ digo, tomando su mando y besándola.

Me sonríe con una mirada de puro amor y gran devoción.

‘Nada más importa,’ dice.

Ambos guardamos silencio mientras el carro gira y vemos la conmoción afuera de la Royal Opera House.

Una alfombra roja ha sido extendida, con barreras de metal alrededor, para mantener al público y los fans bajo control Están apretados a los lados, al menos a 10 metros lejos. Está lleno. Incluso desde dentro del carro podemos escucharlos gritando los nombres de los otros actores que caminan por la alfombra, dándoles autógrafos y posando para fotos.

El carro nos lleva hasta la mitad dela alfombra para dejarnos salir, en posición óptima  frente a la multitud que espera y los periodistas y fotógrafos. Respiro profundo, no muy segura de querer salir – quizá quedarme en casa a ver estopor televisión hubiera sido mucho más simple. Antes de que pueda decirle eso a Billy, las puertas a nuestros lados se abres por los ayudantes y Billy sale. EL ayudante me ofrece una mano de mi lado, y la tomo. Me ayuda a llegar con seguridad a la alfombra roja desde el coche, donde enfrento una multitud expectante.

Los gritos por Billy son intensos. Estoy congelada en el lugar mientras el infierno parece liberarse a nuestro alrededor. Un par de chicas apasionadas logran saltarse la barrera y luchan por llegar hasta Billy, pero son retiradas por seguridad en segundos. Paul tenía razón: es ruidoso e intimidante. Volteo a ver el carro que acaba de arrancar, dejándonos detrás. No hay forma de escapar. Billy se acerca y toma mi mano.

‘Estará bien cariño. Sólo sonríe y relájate. Podemos superar esto,’ susurra en mi oído, tomando mi rostro, haciendo que la multitud enloquezca. Lo veo a los ojos y encuentro nervios y emoción en ellos.

Estoy tan orgullosa de estar con Billy en esta importante noche. Le guiño el ojo y siento cómo me paro un poco más alta.

‘Si, podemos,’ sonrío.

‘¿Disculpa? ¿Billy?’ pregunta una mujer usando una diadema oficial. ‘Soy Heather de los BAFTA. Estaré cuidándote hasta que entres. ¿Podría pedirte que te acerques a tomarte unas fotos?’

‘¡Claro!’ dice Billy, mientras seguimos a la señorita por la alfombra, donde una gran estructura metálica ha sido puesta para que los fotógrafos trabajen. Están en filas a 3 diferentes alturas, todos inclinados hacia adelante, ansiosos por ver quién llegará.

‘¡Hola Billy!’ grita uno de ellos.

‘¿Quién es la hermosa señorita?’ grita otro.

‘Billy Buskin y Sophie May,’ dice un hombre en traje, dando un paso adelante, quién supongo tienen que anunciar a cada persona que llega para evitar confusiones entre los fotógrafos. ‘Billy está nominado a Mejor Actor por su papel en Gotas Retorcidas.’ Un par de camarógrafos repiten los nombres y nominación a sus cámaras antes de tomarlas y apuntarlas hacia nosotros.

‘Son tantos,’ le susurro a Billy. ‘¿A qué cámara veo?’

‘Empieza a la izquierda y lentamente ve volteando hacia la derecha, luego sólo mira a quién grite más fuerte.’

‘¿Grite?’ pregunto.

Billy aprieta mi cintura y me quiña el ojo con una sonrisa antes de voltear hacia los fotógrafos. Pongo mi brazo bajo el suyo, alrededor de su cintura, y dejo que mi otro brazo cuelgue a mi lado, apretando mi bolsa de diamantes. Una vez que estoy lista, volteo a ver a los fotógrafos que empiezan a tomar fotos ruidosamente instantáneamente. Sonrío mientras miro de cámara a cámara tratando de controlar mi rostro, que ha decidido temblar con nervios de un modo que nunca antes he experimentado.

Una vez que he visto cada cámara los gritos incrementan.

‘¡Hacia acá Billy!’

‘Disculpa querida, ¿podrías voltearte un poco hacia Billy, para mostrarnos la parte trasera de tu vestido?’

‘¡Billy! ¡Billy! ¡Billy!’ grita un hombre, a lo alto de la estructura, agitando el brazo.

‘¿Crees que ganarás, chico Billy?’

‘¿Podrían acercarse un poco más? ¡No sean tímidos!’

‘¡Por aquí!’

‘¡Muéstrennos los dientes!’

‘¡Tu chica lava bien, Billy!’

‘¿No quisiste usar tu delantal esta noche, querida?’

‘¿Están nerviosos?’

‘Gracias a todos,’ dice Billy, levantando su mano libre mientras damos la vuelta para irnos.

‘¿Sigues trabajando en Coffe Matters querida?’ grita uno de ellos.

‘¡Quiero un late de avellana grande!’ dice otro, mientras deja escapar una risa amenazante.

‘No puedo creer que el multi-millonario te hiciera hacer eso. Billy, ¡dale a la linda chica un poco de dinero!’

Aprieto un poco más la mano de Billy. Sólo puedo comparar esta sensación con lo que esperaría sentir si una pandilla de treinta constructores me gritara y chiflara. Es grosero e intimidante y estoy feliz de alejarme de ellos.

‘Sólo ignóralos,’ me dice, mientras sigue caminando.

‘¿Por qué gritan cosas así?’

‘Para conseguir una foto de mí corriendo hacia ellos perdiendo el control.’

‘¿En serio?’

‘Sip… valdría un poco más que una foto mía parado sonriendo como todos los demás, eso es seguro. ¿Estás bien?’ pregunta, deteniéndose y viéndome con preocupación.

‘Todo es muy extraño,’ admito. ‘¡Pero no se preocupe por mí, señor!’

‘Billy, Sophie, si quisieran acompañarme,’ dice Heather, ‘Platicarán un poco con la prensa, pero después los llevaré a sus asientos a tiempo,’ explica.

Billy continúa tomando mi mano mientras caminando por la alfombra roja, pero cuando tiene que hablar con varias estaciones de radio, presentadores de televisión, revistas y tabloides sobre la noche decido pararme atrás con Heather, en vez de quedarme a su lado sin hacer nada, sin saber nada sobre las otras películas nominadas. Aunque no estoy a su lado me señala orgullo a cada entrevistador con el que habla, haciendo que me vean con intriga – a lo que respondo con una sonrisa y un gesto con la mano, sin saber qué más hacer.

Mientras espero en la alfombra roja por Billy, me tomo tiempo para ver a mi alrededor y verlo todo. Sigue siendo un caos absoluto, pero al menos mis oídos han empezado a ajustarse al sonido. A mi alrededor la gente famosa (sé que son famosos gracias a la loca audiencia que grita por ellos) caminan por la alfombra, saludando a los fans, tomándose fotos y hablando con la prensa. Los veo a todos, aceptando la locura de la situación, deseando saber quiénes son todas esas personas importantes.

Eventualmente llegamos a nuestros en el auditorio gigante de la Opera House, después de ser detenidos por casi todas las personas junto a las que pasamos – todas queriéndole desear suerte a Billy en su nominación.

Estoy hipnotizada mientras nos sentamos en nuestros lujosos asientos en el hermoso teatro rojo con dorado, con sus increíbles y altos techos y arquitectura, viendo a toda la hermosa gente caminando a nuestro lado. Se siente irreal estar rodeada por tanta clase y prestigio.

‘¿Qué tal mi cara de perdedor?’ pregunta Billy, llamando mi atención mientras inclina la cabeza con seriedad mientras asiente y aplaude con una sonrisa.

‘¿Estás eligiendo la mirada de “Ah, bien merecido, él es el ganador indicado”?’

‘¡Correcto! Con un toque de ‘Eso pensé, sólo estoy feliz de estar aquí.”’

‘Bueno, se ve bien. Muy convincente. Erm, aunque tengo una duda – ¿escribiste un discurso de aceptación?’ pregunto, dándome cuenta que no lo he visto practicar, escribirlo, o nada parecido, por lo que supongo que ha evitado escribir un discurso.

Me mira mientras se encoge de hombros tímidamente mientras alza las cejas.

‘¿Pero y si ganas?’ pregunto. ‘¡Puede que ganes! ¿Por qué no te preparaste?’

Caigo en la cuenta de que Billy no cree que vaya a ganar después de todo. Para él, se trata de haber sido nominado y haber sido puesto en la misma categoría que los otros nominados después de batallar con su imagen adolescente por tanto tiempo.

‘No te asustes,’ dice, tocando el bolso de su saco. ‘Paul me dio una lista de la gente a la que necesito agradecer, por si acaso. Agregaré algo sobre la marcha si lo necesito.’

‘De acuerdo,’ digo, tomando su mano y besándola.

‘¿Te he dicho cuán hermosa te ves?’ pregunta, cambiando el tema.

‘Puede que lo hayas mencionado.’

‘Bien,’ dice con una sonrisa.

‘Tempo de los últimos retoques,’ digo, quitándole un cabello del saco y arreglando su corbata.

‘Damas y caballeros, denle una bienvenida a sus anfitrión, ¡Bernard Sharland!’ dice una voz invisible en el teatro, haciendo que la gente aplauda mientras un hombre extremadamente alto con lentes de armazón grueso sale al escenario, saludando. Billy abre los ojos hacia mí con anticipación y sacude mi mano con emoción mientras nos abrazamos y nos preparamos para lo que viene.

‘Buenas noches a todos,’ dice el presentador, un comediante muy conocido. ‘Bienvenidos a los BAFTA Awards en la Royal Opera House de Londres. Soy su anfitrión, Bernard Sharland, y los estaré acompañando toda la noche, mientras celebramos las mejores películas del año y premiamos a aquellos que han sobresalido en su campo. Ahora, sé que están pensando – ¿Billy Buskin se confundió y terminó aquí en vez de en los premios de Nickelodeon?’

El enojo brota dentro de mí mientras todos a nuestro alrededor se ríen. Billy me advirtió que esto pasaría; siendo una estrella adolescente no había duda de que sería un blanco perfecto para bromas como estas.

Veo a Billy que saluda al presentador mientras sonríe, quien le regresa el gesto antes de continuar.

‘Bueno, no se preocupen, de hecho fue nominado y con justa razón, debo añadir, por su actuación en Gotas Retorcidas. Pero Bill,’ dice, directamente hacia Billy, como si hablara con un niño pequeño, ‘debo advertiré que este es un premio importante… no habrá abucheos, trucos ni slime verde. Entiendo que esto puede ser un poco confuso, pero si en algún momento te sientes sobrepasado, solo localiza a tu adulto más cercano y él te guiará en el procedimiento.’

La audiencia se ríe aún más, algunos aplaudiendo por la broma. Algunos ven a Billy para ver si está tomando la situación con humor, antes de permitirse reír.

‘No, en serio, ¡es bueno verte Billy!’ concluye Billy antes de seguir con el resto de su discurso de apertura.

‘Bueno, ¡creo que salí bien librado!’ susurra en mi oído. ‘Pudo haber sido mucho peor. De hecho lo encontré divertido.’

Nos sentamos durante otros premios hasta que un camarógrafo corre a nuestro lado, con la cámara hacia nosotros, haciéndonos saber que la categoría de Billy es la siguiente. Aprieta mi mano aún más fuerte y se gira para darme un beso.

‘Aquí vamos por nada,’ susurra.

‘¡Creo en ti!’ lo animo, mientras los dos ponemos atención hacia el escenario.

‘A continuación,’ anuncia Bernard. ‘Para presentar el premio a Mejor Actor, tenemos al ganador del año pasado. Por favor denle la bienvenida al encantador Andrew McGreal.’

La multitud aplaude a Andrew mientras camina hacia el escenario sobre el podio, tomando el premio BAFTA con una mano y el sobre dorado, con el nombre del ganador, en la otra.

‘¡Buenas noches a todos!’ dice hacia la multitud con una gran sonrisa, su acento del norte inmediatamente lo hace más amigable que la mayoría de los otros presentadores que han estado en el escenario con su acento educado. ‘La pregunta que me han hecho más desde que gané el premio el año pasado es “¿Dónde lo guardas?” ¿Está en la mesa de mi mamá o en mi baño? Bueno, siendo honesto, siempre lo tengo conmigo y lo saco cada vez que estoy en una audición, una reunión importante o en una situación estresante, recordándole a la gente que soy el mejor…’ Se desabrocha el saco y saca su propio BAFTA, poniéndolo frente a él, haciendo que todos riamos fuertemente. ‘Esto es para que todos lo recuerde,’ sonríe, viendo el sobre frente a él. ‘Empecemos, ¿de acuerdo? Los nominados para Mejor Actor Principal de este año son: Tom McLean por Mala Mente, Russell Mode por En la Oscuridad, Sam Watts por Gitano y Billy Buskin por Gotas Remojadas.’

Froto la mano de Billy como apoyo, aunque siendo honesta lo hago para calmar mis nervios más que los suyos, mientras la tensión hace que la adrenalina me llene inesperadamente.

Escenas cortas de cada actor en su película nominada son mostradas en pantalla, cada una recibiendo una ronda de aplausos por la audiencia.

Billy voltea a verme con una sonrisa, dejando escapar un pequeño suspiro.

‘¡Aquí vamos!’

Sigue viéndome, aunque estamos conscientes de Andrew está abriendo el sobre del ganador en el escenario.

El ganador del premio para Mejor Actor Principal de este año es…’ Andrew hace una pausa antes de continuar. ‘¡Bueno, bueno, bueno! ¡Es Billy Buskin!’

La habitación explota en aplausos mientras veo el rostro de Billy en shock mientras se hunde en el asiento sin creerlo. Le toma unos segundos componerse antes de ver a la gente a nuestro alrededor dándole palmadas en la espalda y gritándole felicitaciones. Esto sentada sin moverme a su lado, mi mano sobre mi boca, sintiendo la sorpresa del momento. Billy me mira y me rodea con sus brazos, enterrando su rostro en mi cabello.

‘No puedo creerlo,’ murmura, sacudiendo la cabeza.

‘Será mejor que vayas a recoger tu premio cariño,’ susurro, consciente de que los aplausos empiezan a desvanecerse mientras la multitud espera a ver qué dirá el ganador.

Asiente, me ve a los ojos, toma mi rostro en sus manos y me besa, antes de correr hacia el escenario y abrazar a Andrew, que le da su trofeo.

‘Wow,’ empieza Billy con el premio tomado firmemente en sus manos mientras se para frente al micrófono. ‘Realmente no esperaba esto,’ confiesa, sacudiendo la cabeza con sorpresa. ‘Ni siquiera escribí un discurso… Aunque creo que no tenía que decir eso ¿cierto? Por suerte, mi manager me dio una lista de nombres diciéndome que sería grosero no agradecerles si esto ocurría – bueno, terminé dejando la lista en casa. Sentía presuntuoso llevarla conmigo. Así que si estás en esa lista, te agradeceré correctamente cuando despierte de este loco sueño.’ La habitación responde con unas pocas risas. ‘Pero hay una persona a la que quisiera agradecerle…’ continúa. ‘A mi otra mitad, que es la señorita Sophie May. Siento que ya gané el más grande premio al tenerla a mi lado. Es gracias a ella que mi vida ahora está completa.’

Las lágrimas inundan mis ojos mientras Billy deja el escenario, y en contra de los esfuerzos de toda la gente en el escenario que le dice que tiene que salir por un lado del escenario como todos los demás ganadores, baja por los escalones hacia el pasillo. Me encuentra y me abraza tan fuerte como si no hubiera nadie a nuestro alrededor. Ignoramos los aplausos y felicitaciones a nuestro alrededor y nos enfocamos en este momento especial juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s