16

Creí que Billy era popular antes de ganar pero la fiesta después de los premios me muestra que las cosas están por enloquecer aún más. Parece que todos vienen con Billy a felicitarlo por la película y su premio, lo que significa que no podemos dar ni dos pasos sin ser detenidos por alguien. Un murmullo de emoción lo rodea y parece que todos los ojos están sobre él.

‘¿Y qué hay de ti, querida?’ pregunta un mujer mayor que ha estado hablando con Billy los últimos minutos, mientras mantiene contacto visual con nosotros dos, haciéndome sentir incluida en la conversación. Nunca me había dado cuenta cuán raro es eso,  pero el hecho de que lo hace y el impacto en mi me dice que es algo raro. ‘¿Sin duda estás increíblemente orgullosa?’

‘Si, lo estoy,’ declaro, disfrutando su calidez.

‘¡Y ese discurso!’ Chilla mientras lleva su mano al pecho. ‘No he visto algo así de romántico en algún tiempo. Será mejor que la cuides, Billy,’ dice guiñando el ojo.

‘¡Claro que lo haré!’ dice con una sonrisa, abrazándome por la cintura.

‘De acuerdo, mejor me voy. Estas fiestas tienden a enloquecer y ya estoy muy grande para eso. Felicidades de nuevo, a los dos,’ dice, antes de darse la vuelta y dirigirse a la salida.

Al verla irse, mi corazón se detiene cuando veo un rostro familiar acercándose a nosotros. Notando que me tensé de pronto, Billy me mira para ver qué está mal. Cuando sigue mi mirada lo escucho reír en silencio al comprenderlo.

‘¿Billy? Jude. Sólo quería venir a felicitarte por tu premio,’ dice Jude Law (¡si, mi increíble crush!) mientras ofrece su mano a Billy. Es mucho más alto de lo que imaginaba. No es que sea increíblemente alto, probablemente de altura promedio para un hombre, pero he escuchado a mucha gente decirle a Billy que se ve más pequeño fuera de pantalla que asumí que todos los actores eran más pequeños de lo que parecían. Noto que los dientes de Jude son de un blanco perla mientras le sonríe a Billy con una de sus típicas  sonrisas, casi haciendo que me derrita de emoción. Tomo la oportunidad de acercarme a él mientras está enfocado en Billy, para continuar inspeccionando su rostro con detalle: su cabello perfectamente peinado – aunque, si, un poco calvo (no me importa), su sexy sombra a las cinco en punto (haciéndolo parecer rígido), y sus electrizantes ojos verdes (gotas de paraíso). Simplemente es intoxicante, sin una sola imperfección – ninguna que pueda notar al menos … aunque incluso encuentro pequeñas arrugas alrededor de sus ojos.

‘Muchas gracias, es bastante extraño,’ responde Billy.

‘Me imagino. Tomará un tiempo acostumbrarse. Esta debe ser tu encantadora dama,’ dice, volcando su atención en mí y tomando mi mano. ‘La señorita Sophie May ¿cierto?’

Asiento y sonrío con entusiasmo, perdiendo de pronto la habilidad de hablar. Dijo mi nombre… lo recordó por el discurso de Billy.

‘Disculpen chicos,’ dice un hombre calvo, que sostiene una gran cámara para explicar su interrupción. ‘¿Les puedo sacar una foto?’

‘Claro,’ dice Jude.

‘Pongamos a Sophie en medio,’ dice Billy, con una sonrisa traviesa, y ambos se paran a mis lados viendo a la cámara. Billy pone su brazo en mi cintura mientras Jude descansa su mano en mi hombro. Dejo de respirar mientras me enfoco en sonreír para la cámara y no caer al suelo por la grandeza de Jude.

‘Gracias chicos,’ dice el camarógrafo después de unos cuantos clics, alejándose para tomar la siguiente fotografía.

‘De hecho,’ dice Billy, siguiéndolo. ‘¿Está bien si me das tu correo electrónico para que puedas enviarme algunas de las fotos que tomes hoy?’

Mientras hace eso, Jude retira su brazo de mi hombro y me sonríe. Miro al piso tímidamente, insegura de qué decir.

‘Por cierto, me encanta tu vestido,’ dice educadamente, llenando el silencio entre nosotros.

‘Gracias. Es de Vera Wang,’ digo, aunque no estoy segura de que necesitara escuchar esa información.

‘Bueno, te ves impactante,’ dice con una brillante sonrisa.

Por suerte Billy regresa en ese momento, guardando un pedazo de papel en su bolsillo.

‘Bueno, ha sido un placer conocerlos. ¡Disfruten el resto de la noche!’ agrega antes de darle la mano a Billy de nueve, apretando mi brazo, guiñarme el ojo y alejarse.

Me guiñó el ojo.

Jude Law me guiñó el ojo.

Billy me da un pequeño empujón, haciéndome regresar a la habitación consiente que estoy viendo fijamente a Jude.

‘Tierra a Sophie…’ dice en silencio en mi oído.

Volteo a verlo con la boca abierta, aún sorprendida por lo que acaba de suceder.

‘¡No puedo esperar a decirle a mamá y Molly esto!’ digo de repente.

‘Me lo imaginé… ¡por suerte también tendrás fotos como evidencia!’

Toda la noche la gente sigue acercándose a felicitar a Billy, aunque conforme pasa el tiempo y más alcohol es consumido la gente es menos respetuosa al interrumpir onversaciones. Se enfocan más en él, con todas las barreras sociales derrumbadas.

Interesantemente me ignoran más. Obviamente no soy exitosa ni la estrella de la noche así que no tengo importancia alguna para ellos. Me impresiona cuanta gente se acerca y me ignora por completo. Incluso si intento iniciar conversación con ellos, rápidamente regresan su atención hacia Billy. Es increíble observar el comportamiento, aunque me deje sintiendo un poco perturbada.

‘Querida, ¡debo decir que desde el primer día supe que lograrías grandes cosas!’ dice una dama que ha estado repitiendo las mismas palabras de admiración hacia Billy los últimos cinco minutos, mientras le toca el pecho.

‘Gracias Lorraine,’ dice Billy de nuevo, sonriendo tímidamente.

Aunque hemos tomado con calma nuestras copas de champaña de celebración (ninguno de los dos queríamos emborracharnos en una noche tan importante), parece, mientras vemos al caos que nos rodea, que otros están aprovechando la noche al máximo – y la barra libre. En este momento Billy tiene a cinco personas a su alrededor, todos hablando hacia él y a ninguno importándoles si la atención de Billy está dividida entre todos. Se ve bastante feliz entre ellos, así que decido que es un buen momento para ir a refrescarme al tocador y conseguirnos otra bebida. Le informo a Billy con señales con las manos sobre las cabezas de su audiencia y me voy.

Después de esperar una eternidad en el baño, las estructuras de los vestidos de diseñador haciendo imposible hacer del baño rápido, me paro en el bar a esperar que me atiendan.

‘¿Está él disfrutándola noche?’ ¿Aprovechando al máximo ser el mejor amigo de todos por la noche?’ alguien pregunta a mi izquierda. Volteo y me encuentro a Russel Mode, uno de los actores que también estaba nominado para mejor actor. Esta revolviendo su bebida en la mano, haciendo que el hielo choque con el vaso mientras lo hace. Por su aspecto imagino que ha estado sentado ahí algún tiempo; se nota intoxicado y distraído mientras batalla para mantener contacto visual.

‘Hola. Russel, ¿cierto?’ pregunto educadamente, a lo que asiente en silencio mientras frunce los labios. ‘Bueno, sí, así es. Aún no cae en la cuenta,’ digo, repitiendo lo que he escuchado que Billy ha dicho toda la noche.

‘Oh, lo hará, pronto. Y luego su vida va a cambiar para siempre,’ dice dramáticamente, enfocándose en la bebida en su mano. ‘Lo aprovecharía al máximo mientras sigue siendo el Billy Buskin que conoces y amas,’ continúa, frunciendo el ceño. ‘Pronto será la estrella de Hollywood, en las grandes ligas, no sólo es una película adolescente de poca monta con las que las adolescentes fantasean. Y para hacer eso, para jugar en las grandes ligas, necesita a alguien tan destellante como él a su lado.’

‘Vamos Russell,’ poniendo mi brazo en su hombro de manera amigable, actuando más confiada de lo que estoy. ‘He trabajado mucho para verme así de bien, bueno, un equipo completo ha trabajado, de hecho, les tomó horas. ¿Estás diciendo que no me veo lo suficientemente destellante?’

‘Eres la que trabaja en Coffee Matters ¿cierto? Digo, no quiero ofenderte, estoy seguro de que eres encantadora… pero para tener ese extra, necesitas se parte de una pareja poderosa. Quizá pueda suceder con una chica que trabaja en Coffee Matters. Quizá probarás que estaba equivocado. Espero que lo hagas. Pero no digas que no te advertí,’ explica con un toque de malicia, haciéndome sentir incómoda. ‘Si fuera tú, huiría mientras aún tienes tu orgullo y dignidad, antes de que él pueda huir con su dama estrella, dejándote sin pensarlo dos veces.’ Se inclina hacia adelante, su voz profunda y lenta, poniendo más peso a sus palabras. ‘Es un juego, y ahora él es la pieza clave. A partir de este momento cada chica en la industria va a hacerle ojitos, haciendo todo lo que puedan para atraer su atención. ¿Realmente crees que puedas detenerlas? Es cuestión de tiempo.’

‘Bueno…’ digo con un suspiro, aún con una sonrisa. ‘Gracias por eso Russell. Disfruta el resto de la noche.’

Regreso a la habitación abarrotada, me seco una lágrima, enderezo los hombros, aprieto la mandíbula para tranquilizarme y me dirijo hacia Billy. Me ve sobre el grupo frente a él, como si pudiera percibir que voy hacia él. Una gran sonrisa invade su rostro. Lo veo mientras escapa del grupo y camina hacia mi.

‘¿Puedo decir que definitivamente soy la persona con más suerte aquí y no tiene nada que ver con ese maldito premio?’

Le sonrío, tratando de olvidar las palabras de Russell que continúan en mi cerebro, tratando de recordar que conozco a Billy mejor que él. ¿Seguramente las palabras de Russell fueron pronunciadas por puro despecho, para poner la duda en mi mente y obtener algún tipo de venganza? Billy no se ajustaría a un viejo estereotipo, ¿cierto?

‘Oye, ¿conseguiste esas bebidas?’ pregunta Billy, notando mis manos vacías.

‘No, no pude llegar al bar,’ miento.

‘¿Sabes qué? Me divertí, pero creo que ya fue suficiente,’ dice mirando la habitación.

‘¿En serio?’

‘¡Si! ¡Llévame a casa princesa!’ dice, usando su premio para apuntar a la salida.

Al subirnos al coche de camino a casa Billy recibe una llamada de sus emocionados padres, luego habla con Paul, así que saco mi teléfono para descubrir docenas de mensajes y llamadas perdidas, no sólo de mamá y Molly, sino de un montón de números que no conozco.

Decido escuchar primero uno de Molly. ‘¡Hola patito!’ empieza, llamando de lo que parece ser una habitación abarrotada, llena de personas hablando en voz alta. ‘Bueno, ¿quién diría que te arreglarías tanto? Me entristeció que no llevaras el cabello trenzado, pero puedo vero porqué, no habría funcionado – el peinado que llevaste quedó mucho mejor con ese vestido. Felicítame a Billy por su premio, todos gritamos cuando leyeron su nombre, ¡y qué discurso! Oh, tu mamá está aquí… Te la paso.’ Me rio por la idea de se pasen el teléfono para dejar un mensaje de voz; no es como si fuera a hablar con ellas.

‘Hola amor,’ dice mamá. ‘Te veías tan hermosa. ¡Dile a Billy que felicidades! Trataré de hablarte más tarde, pero supongo que estarás celebrando. Diviértete.’

Me pregunto cómo habrá sido que se sentaran a verme en televisión. Puedo imaginarlas juntas en la tienda, pasándose jarras de té y pasteles, platicando mientras esperaban a ver si podían encontrarme en la pantalla. La idea me hace sonreír, antes de que una punzada de nostalgia me sorprenda. ¿Qué pensaron cuando mi cara apareció? No sólo mamá y de Molly, pero personas como la señora Sleep y la señorita Brown – ¿aplaudieron con deleite? ¿Pensabaron que había cambiado de la Sophie que habían conocido cuando les servía en la tienda? Espero que no. Espero que se den cuenta de que sigo siendo yo, sólo más glamorosa… una versión que tomó mucho tiempo y esfuerzo de otras personas, pero que desaparecerá en minutos, cuando me prepare para ir a la cama.

El siguiente mensaje que escucho es de mamá, supongo que decidió volver a llamar cuando llegó a casa de la tienda. ‘Hola amor. Soy yo otra vez. Sé que probablemente no estés en casa, pero sólo quería volver a llamarte y decirte cuán hermosa te veías hoy. Estoy tan orgullosa de ti. Hablamos al rato si no llegas a casa demasiado tarde, o en la mañana. Buenas noches. Te quiero.’

Veo la hora y noto que es la una de la mañana. Y debe de estar dormida, así que en vez de llamarla, escucho los otros mensajes de mi teléfono. Uno es de Andrezj, mi antiguo jefe en Coffee Matters: ‘¡Te ves bien señorita!’ grita en el teléfono. Salgamos a almorzar un día de estos – ¡en algún lugar elegante, nena! Haz que Billy nos reserve una mesa en algún lugar espléndido. ¡Definitivamente no en Coffee Matters!’ se ríe antes de colgar.

El otro correo de voz es de mi vieja amiga de la escuela, Mary Lance, con la que no he hablado en siete años.

‘¡Hola, Sophie! Soy Mary Lance de la escuela. Acabo de prender la televisión y vi tu hermoso rostro. ¡Qué agradable sorpresa! Llamé a Molly para que me diera tu número, espero que no te moleste. Sonaba como una locura en la tienda, como si estuviera teniendo una fiesta o algo así. De todos modos, me encantaría ponerme al corriente contigo, si estás libre, ¿tal vez tomar un café?’ Estoy sorprendida de lo emocionada que estoy de escuchar su voz, a pesar de que ha pasado tanto tiempo. Sería bueno volver a verla, ahora que somos mayores, con menos barreras sociales rodeándonos.

Después reviso mis mensajes,

Hola, Sophie- Soph. Soy Carla Daily, solía estar en tu clase en los viejos tiempos, ¿te acuerdas? Mary me dio tu número – terminamos juntas en Sheffield. Sobra decir que no estudié odontología. ¡Ja! Como sea, ¡oh por Dios, cuánto has crecido! ¡Increíble! Mary mencionó que deberíamos reunirnos y salir algún día. Suena divertido. Llámame. ¡Vamos a planearlo! Voy a casa la semana que viene para ver a mis padres. ¿Qué hay de ti? Pasaré por la tienda. Saludos. C

Recuerdo a Carla de la primaria. Salía con las chicas populares de nuestra clase, como lo hice yo en algún momento. Ya que pasé la escuela en una burbuja de evasión, no puedo recordar haber hablado con ella una vez que todo cambió para mí. Aunque tal vez lo hice antes. Es extraño pensar en ella y Mary como amigas, pero todavía pienso en ellas como chicas de dieciocho años que dejaron la escuela conmigo hace tantos años. He cambiado, así que sin duda ellas también.

Los siguientes mensajes son parecidos. Parece que Mary es parte de los populares, sin duda gracias a Carla, y ha decidido pasar mi número. Decido eliminar el montón sin leerlos, mi emoción de que Mary se pusiera en contacto hundiéndose.

‘¿De quién son?’ Pregunta Billy. Después de haber terminado su llamada con Paul, está leyendo por encima de mi hombro.

‘Oh, no es nada. Sólo algunas personas con las que solía ir a la escuela’ – digo, al darme cuenta que eso es todo lo que eran y siempre serán. Nunca fueron realmente amigos con los que he compartido cosas – me aseguré de no tener ninguno de esos, prefiriendo mantenerlos a todos a distancia, porque no quería que me hicieran preguntas. Ahora son extraños para mí, sólo se pusieron en contacto porque me vieron en televisión.

‘¿Tus viejos amigos de la escuela? ¡Deberían venir al departamento!’ dice Billy con entusiasmo.

Hago una mueca al pensar en ello.

‘¿Qué?’ pregunta Billy, confundido.

‘No me han hablado en años. Sólo vieron los premios y por eso se pusieron en contacto, no porque en verdad quieran saber cómo estoy. De hecho, probablemente quieran saber más sobre ti,’ explico, sintiéndome desanimada por la verdad en mis palabras. ‘Nunca antes habían tratado de contactarme.’

‘Pero son tus amigos…’ ofrece.

‘No realmente,’ admito. ‘Entonces, ¿qué dijo Paul?’

‘Está encantado, obviamente.’

‘Entonces, ¿no está enojado de que olvidaste escribir tu discurso?’

‘Al contrario. Aparentemente, la gente de Gotas Retorcidas lo han estado llamando toda la noche riéndose, encontrando la situación hilarante. Así que creo que no ofendí a nadie. También dijo que te veías increíble, cosa que también dijeron mis papás.’

Lo veo con curiosamente. Dudo seriamente que pan hubiera podido decir algo lindo sobre mí – aunque no voy a decir eso en voz alta. No después de la última plática que tuvimos sobre él.

‘Lo dijeron. Paul dijo que incluso algunas personas le llamaron queriendo saber más de ti. Algunos preguntaron si eras actriz o modelo.’

‘¡No es cierto!’ digo, golpeando su brazo suavemente.

‘¡En serio! Estoy segura de que podrías dedicarte a eso si quisieras.’

‘Ni de broma. ¿Qué más dijo?’ pregunto, avergonzada.

‘El productor de esa película de rock, El Ritmo Andante, también le llamó. Quieren anunciarme como su protagonista tan pronto como sea posible y empezar el proyecto mientras hay tanta atención por la victoria.’

‘¿Aún quieres hacerlo?’

‘Definitivamente. Aunque creo que va a ser una experiencia loca.’

‘Genial, ¡volveré a tener el departamento para mi sola!’ bromeo.

‘No, no será así. Vendrás conmigo.’

‘¿Qué? ¿Al set?’

‘Si, claro que te quiero ahí. Somos un equipo ¿recuerdas? Además, quiero que veas cuán aburrido es realmente. Te lo digo, te sentirás tan mal por mí una vez que experimentes los inicios matutinos, los días sin fin y veas como me ordenan de un lado a otro como si fuera un objeto.’

‘¡Pobrecito!’

‘Lo sé… es tan duro.’

Nos sentamos en silencio por algunos minutos, dejando que el silencio se asiente después de nuestro día loco.

‘¡Ahhhhh!’ grita Billy, apretando los puños con emoción. ‘¡Sigo sin poder creer que gané! Es una locura. Siempre soñé que me darían una palmada en la espalda por mi trabajo algún día – pero esto es demasiado.’

‘Lo mereces.’

Billy me da una sonrisa traviesa. ‘Me ha hecho darme cuenta cuanto me gusta. Espera, ¿eso me hace sonar ególatra?’ pregunta con una mueca. ‘¿Quejándome sobre actuar cuando recién nos conocimos  y ahora que gane me gusta?’

‘Para nada.’

‘Es como si se hubiera despertado un fuego en mí. Paul está listo. Tiene grandes planes. Un montón de reuniones están siendo preparadas aquí, en LA y Nueva York… quién sabe dónde estaremos en un par de años. Siento que nuestro futuro acaba de abrirse. Es tan increíble.’

Estoy encantada por Billy porque realmente se merece el reconocimiento que le están dando, pero esta plática sobre el futuro me asusta. No porque no esté siendo incluida – me incluye. Billy siempre tiene cuidado de decir “nosotros” y “nuestro”, pero porque nuestro mundo está por ser guiado por la carrera de Billy. Poniendo a Paul en el asiento del conductor. No estoy segura de poder soportar la opinión de Paul en cada decisión que tomemos.

No puedo dormir. Una mezcla de emoción y nervios me invaden, manteniendo mi mente activa y alerta. Ha sido una noche increíble para Billy y estoy encantada de que pude estar ahí para verlo y apoyarlo. Todo era tan rápido a su lado –realmente pensé que iba a quedarme sola otra vez, viéndome como un limón como en la noche de prensa pero Billy me mantuvo cerca de él como lo prometió.

Aunque estoy emocionada por la noche (no tropecé ni caí con mis tacones ni hice el ridículo delante de Jude), no puedo olvidar los comentarios de Russell Mode o la sensación de que las cosas están a punto de cambiar tan rápido que no seré capaz de mantener el ritmo.

Cuando se trata de mujeres, confío en Billy. En serio que sí. Es difícil no confiar en alguien que nunca me ha dado alguna razón para no hacerlo. Sí, sé que es muy popular con las damas y sé que le gusta ser cariñoso con Ruth, pero así es él. ¿Cierto? Y sí, lo inapropiado de la obra fue un problema también, pero eso era sólo su ingenuidad sobre cómo manejar la situación. Después de hablar con él estoy segura de que lo manejará mejor la próxima vez. Aunque nunca voy a superar la angustia de ver a Billy coquetear con alguien más – ¿ni siquiera si es por trabajo? Sé que tendré que lidiar con eso en su momento, pero gracias a esta nueva película ese momento podría llegar antes de lo que me hubiera gustado. Las estrellas de rock son, después de todo, conocidas por su comportamiento de chicos malos. Sería absurdo pensar que no hay nada subido de tono.

Si Russell tiene razón y sólo es cuestión de tiempo antes de que él escape con su co-estrella o alguna modelo glamorosa que conoce una noche, entonces ¿qué hago aquí? ¿Por qué estoy sentada esperando a que me aplaste y humille? Porque lo amo, supongo, es la respuesta obvia. Desde el primer día siempre he dicho que no puedo competir con ese tipo de mujeres, poderosas y glamorosas, pero le creí cuando me consoló diciendo que no estaba interesado en las chicas que un minuto se interesan en ti por las cámaras y te dejan al siguiente. Quería algo más significativo. Creo que en mí, Billy ha encontrado a alguien con quién puede tener una vida normal – tan normal como le sea posible, siendo actor y con partes de su vida en la pantalla para que todos la juzguen. Sé que le doy estabilidad en un estilo de vida impredecible – ¿pero soy sólo una fase en su vida? ¿El modo en que Billy trata de luchar contra el deseo de convertirse en parte del mundo de actores al que sucumbirá inevitablemente?

En realidad, no es Billy el que me preocupa, no creo que saldría a engañarme a propósito o a encontrar a alguien nuevo. Sinceramente no creo que sea así. Lo que me enerva son las decenas de mujeres que ahora estarán detrás de él, tratando de tentarlo. Haciendo todo lo posible para ganar su confianza y atraerlo, sin importarle que tiene novia. De hecho, de alguna retorcida manera, predigo que mi presencia en su vida lo hará parecer como un desafío para ellas, haciéndole aún más deseable. No puedo dormir ya que la imagen de estas seductivas leonas caminando alrededor de su presa invade mi mente.

Supongo que sólo el tiempo dirá si sería tan estúpido como para caer en sus trampas, pero por ahora tengo que mantener la fe en Billy y estar junto a él, hasta que me da razones para no hacerlo.

¿En cuanto a la futura y brillante vida de Billy y mi presencia en ella? Quién sabe. Sólo desearía poder librarme de este sentimiento de dolor que se ha apoderado de mi corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s