19

Billy conoce a sus compañeros de reparto para El Ritmo Andante en los ensayos un par de semanas antes de empezar a grabar, ya que el director quiere que se conozcan para no perder tiempo en el set. Después de su primer día con ellos, no le hago muchas preguntas a Billy cuando entra por la puerta (no quiero que piense que evalúo la situación), pero cuando nos sentamos a cenar un poco después trato delicadamente de hacer un par de preguntas sobre el reparto. Trato de sacarle información sin que se dé cuenta que estoy preocupada por que las chicas estén encima de él, listas para arrebatarme a mi hombre a la primera oportunidad que tengan.

‘¿Cómo son todos?’ pregunto inocentemente, enrollando el espagueti en mi tenedor.

‘Muy agradables, de hecho. No tuve la oportunidad de hablar mucho con las personas, hay mucho que hacer. Los chicos en la banda son increíbles. Literalmente se sientan a tocar cada que hay un descanso. Me hace querer saber tocar algo.’

El personaje de Billy, Stan, es el vocalista de la banda. Mientras que el resto de la banda fue elegido por sus habilidades musicales, ya que el director quería que fueran capaces de funcionar como una banda, el papel de Stan necesitaba a alguien con carisma, encanto y atractivo sexual como característica principal… así que no fue necesario el talento musical.

‘¿Te sientes excluido?’

‘Un poco…y sin talento,’ se ríe. ‘Me he puesto la misión de ser capaz de tocar una canción al finalizar la grabación.’

‘¿Qué canción vas a aprender?’

‘Ni idea… ¡una fácil!’

‘¿Cómo son todos los demás? ¿Las chicas son agradables?’ pregunto, llevándome el tenedor lleno de pasta a la boca para evitar hacer más preguntas.

‘¿Te refieres a mis fans? Parecen agradables,’ dice encogiéndose de hombros. ‘Todos son muy amables y están tan nerviosos como yo.’

‘Apuesto a que sí. ¿Cuáles son sus nombres?’

‘Erm…’ dice Billy mientras batalla por recordarlos. ‘Dios, esto es malo. Son Holly, Rebecca, Karen y Sarah. No puedo recordar los nombres de las otras dos, no las vi mucho. Es bueno tener un tiempo para ensayar, nos ayuda a librarnos de la incomodidad de ser tan físico con alguien que acabas de conocer. De este modo, cuando estemos en el set seremos capaces de hacer las escenas fácilmente en vez de preocuparnos por molestar al otro.’

‘De acuerdo…’

‘No pueden esperar a conocerte.’

‘¿En serio? ¿Creí que no tuviste mucho tiempo para hablar?’

‘No lo tuvimos, pero siempre estás en mi mente,’ dice, con una sonrisa y un guiño.

Es bueno saber que Billy ha estado hablando de mí, que no soy desterrada de su mente en el momento en que entra a una habitación llena de chicas. Aunque me pregunto si me ha mencionado porque quiere tenerme en el set con él, o porque alguien se ha estado propasando con él.

‘¿Cómo estuvieron las cosas con Heidi?’

Billy hace una mueca.

‘¿Qué significa eso?’

‘Ha estado extraña conmigo. Un poco… fría.’

‘¿Por qué?’

‘No tengo idea, creí que las cosas estaban bien entre nosotros. Aunque ha estado así con todos, no solo conmigo, así que algo debe de pasarle.’

‘Debe ser extraño para ti, después de ser tan cercanos.’

‘Un poco, pero mientras esté bien en las escenas y haga su trabajo, lo que parece que hace, eso es lo único que importa.’

Me encuentro feliz de que Heidi haya puesto una especie de barrera entre ellos; prefiero eso a que sean demasiado cercanos, recordando los viejos tiempos.

En la mañana del primer día en set nos recoge un chofer a las cinco de la mañana. Es doloroso ver esa hora en la mañana, sin importar cuán emocionada esté por acompañar a Billy al trabajo. Me tambaleo por el cuarto tratando de hacer mi cerebro funcione lo suficiente para vestirme, sin saber qué usar. Al ver cómo Billy se pone ropa cómoda, termino usando unos jeans, un suéter de lana y unas botas Ugg que Billy me compró en Navidad (estoy segura de que son las cosas más cómodas que se han inventado).

Cuando finalmente nos metemos al coche, me duermo inmediatamente.

En cuanto llegamos al estudio, una hora después. Nos metemos de inmediato al camerino de Billy, que es básicamente un tráiler en el estacionamiento. Es simple, lindo y cálido. Tiene una pequeña cocina/sala/habitación en uno con un sofá-cama por la ventana, una tele, cafetera y refrigerados en un solo lugar. Tiene su propio baño a un lado con un retrete, lavabo y regadera. No es el lugar más glamoroso del mundo, pero no deja de ser emocionante. Para mí lo es, Billy obviamente ha estado en diferentes versiones de este lugar antes.

A penas tenemos tiempo de dejar nuestras maletas cuando tocan la puerta.

‘Adelante,’ dice Billy.

La puerta se abre y un hombre usando un gorro tejido rojo y una chamarra negra entra con un un porta-papeles bajo el brazo.

‘¡Hola Billy!’ dice alegremente.

‘¡Stephen, amigo, que bueno verte!’ dice Billy, mientras se dan un abrazo masculino. ‘Esta es Sophie.’

‘¡Hola!’ dice, dándome la mano.

‘¡Hola!’

‘He escuchado mucho de ti. Soy Stephen, el Segundo Asistente del Director. Básicamente, mi trabajo es asegurarme que Billy esté aquí y feliz con todo lo que pasa.’

‘Hace un pésimo trabajo,’ bromea Billy.

‘¡Oye!’ se ríe Stephen mientras golpea a Billy en el brazo de forma amistosa.

‘¿Ves? ¡Si estoy lastimado las chicas de maquillaje van a estar muy enojadas contigo!’

‘Eres un delicado. De acuerdo,’ dice, su atención de nuevo en mí. ‘Si hay algo que necesites mientras estés con nosotros solo dime o simplemente detén a uno de los corredores o a cualquiera con uno de estos,’ dice, señalando el walkie-talkie en su bolsillo trasero.

‘Gracias,’ digo con una sonrisa.

‘De acuerdo, primero lo primero chicos, ¿qué les puedo traer de desayuno?’ pregunta Stephen, frotando las manos.

‘Viendo que es el primer día de Sophie en el set, ¡vayamos al buffet!’ sugiere Billy.

‘Sería grosero no hacerlo,’ bromea Stephen.

Después de haber probado lo que ofrece el servicio de comida – cereal, panecillos, postres, desayuno inglés y pan francés – estamos llenos.

Cuando Stephen vuelve a tocar la puerta nos encuentra recostados en el sillón viendo Daybreak.

‘¿Billy, estás listo para maquillaje y peinado?’

‘¡Sip!’ dice, levantándose del sillón y estirándose.

‘¿Quieres acompañarlo Sophie? Es un poco pequeño con tantas personas corriendo, pero no tardará mucho.’

‘¡No con un rostro como el mío!’ bromea Billy.

Ambos voltean a verme para saber si iré con Billy en su primer viaje fuera del tráiler. Si soy honesta, me gustaría hacerlo, pero el modo en que Stephen formuló la pregunta, como si quisiera desanimarme a ir, me hace pensar que es mejor que me quede aquí.

‘Erm… si no tardará mucho y hay poco espacio, los espero aquí,’ digo, encogiéndome de hombros.

‘BillyBillyBillyBillyBillyBilly Buskin,’ canta la voz de una chica mientras  toca la parte baja de la puerta, antes de abrirla. ‘¡Oh!’ dice la chica con sorpresa al verme en el sillón, mientras se queda al principio de las escaleras del tráiler. ‘Lo siento mucho,’ dice confundida, revisando el letrero en la puerta para asegurarse que no ha ido al vestidor equivocado.

‘No te preocupes, está en maquillaje y peinado. Aunque no debería tardar mucho.’

‘Oh,’ dice, envolviéndose con su largo abrigo.

‘Soy Sophie,’ digo mientras camino hacia la puerta, ansiosa por presentarme con esta chica que parece ser cercana a Billy.

‘¿Sophie? ¡Oh! ¡Eres la novia! ¡Claro! Ha estado tan emocionado de que nos acompañes aquí. Un placer conocerte. Soy Holly,’ dice mientras me da la mano, siendo más amigable ahora que entiende la situación.

‘¡Holly!’ suena la voz de Billy. Usa una peluca café claro, con cabello largo cayendo en su rostro y sobre sus hombros. Se ve ridículo.

‘¡Holaaaaaaa! ¡Osito Billy! ¡Lindo cabello!’ se ríe mientras corre hacia él, rodeándolo con sus brazos. Billy se ríe también mientras empiezan a caminar hacia mí.

‘¡Así que ya conociste a Sophie!’

‘Apenas,’ dice.

‘He estado aquí cuatro horas. ¡Ya me aburrí!’ canta. ‘Stephen me dijo que estabas aquí así que pensé en venir a molestarte.’

‘¿Ya pasaste por maquillaje y vestuario?’

‘¿Qué no lo ves?’ pregunta, moviendo su cabello rojo sobre su hombro. ‘¡Hasta estoy vestida!’ dice, abriendo su abrigo para revelar un mini vestido. Da una pequeña patada al estilo Marilyn Monroe, y deja salir una risa de niña.

A pesar de saber que es solo un vestuario, de inmediato me siento mal vestida en mi ropa cómoda. Aunque

Billy también llegó en ropa cómoda, no pensé en el hecho de que pasaría la mayoría del tiempo en su vestuario. Tomo nota mental de esforzarme más mañana, especialmente si todas las chicas se verán tan hermosas como Holly.

‘Fue agradable,’ digo, una vez que Billy regresa al tráiler y Holly fue a saludar a alguien más.

‘¿Holly? Si, es dulce.’

‘Parecen muy cercanos.’

‘No realmente, probablemente hable más con ella que con las otras chicas, eso es todo. Todas parecen incómodas al hablarme, mientras que a Holly no parece impresionarle nada.’

‘Creo que siente algo por ti.’

‘¡Nah! No seas tonta,’ dice, mientras se quita los zapatos y se sienta en el sillón a mi lado.

‘Parece bastante atraída.’

‘Para nada, honestamente, es así con todos, va por ahí abrazando a todos. No significa nada.’

No sé por qué Billy se apresura en desechar la posibilidad. ¿Podría ser que no ve el afecto que ella le tiene? ¿O simplemente trata de calmarme y alejar mis miedos?

Hay otro golpe en la puerta, al que Billy responde para encontrar una mujer de unos 50 años con ganchos llenos de ropa, que parecen pesarle demasiado.

‘¡Hola! Soy Judith, tu modista,’ dice.

‘Un placer conocerte. Soy Billy y esta es Sophie,’ dice Billy mientras toma la ropa.

‘Gracias, ¿podrías ponerlos en ese armario por mí?’ pide, quitándose el cabello de los ojos. ‘Ah, sí, alguien dijo que tenías compañía,’ dice, viéndome. ‘Es una buena idea. En estos trabajos se espera mucho. Puede ser bastante aburrido. Hola,’ dice, dándome una sonrisa cálida antes de sacar un cuaderno de su bolsillo y verlo.

‘¿Podrías repetirme tu nombre?’ pide Billy.

‘Judith,’ dice, levantando la vista. ‘Lo siento, reviso que tenga todo. Como dije, soy tu modista. Así que te estaré trayendo los vestuarios que necesites cada día y te ayudaré a ponértelos y quitártelos… no porque no crea que puedas hacerlo solo, es un poco de disfrute personal,’ bromea, haciéndonos reír.

Al entrar al estudio por primera vez con Billy, me siento nerviosa mientras veo el enorme espacio a nuestro alrededor, que parece el almacén de una gran fábrica. Con sus paredes de acero, montañas de andamios sosteniendo brillantes luces, y varias piezas de equipo aparentemente caro por todo el lugar, todo alrededor del set, que ha sido colocado en el centro del gran espacio, todo parece muy impresionante. Curiosamente, hace más frío de lo que creí que haría, en temperatura y ambiente.

La habitación está bastante movida, con miembros del personal vestidos de pie a cabeza de negro, corriendo a todas partes y gritando órdenes a otros miembros con el propósito de organizar todo rápidamente para que puedan empezar cuanto antes. De vez en cuando alguna persona voltea a ver a Billy y lo saluda, pero la mayoría está muy ocupados en sus tareas individuales y no nos notan.

Los actores llegan con el vestuario completo, tomando té y café, dispuestos en una gran mesa de madera, a pesar de que todos ya tomaron mucho té en sus vestidores – supongo que les da algo en que ocuparse mientras esperan a que les digan qué sucede y que ya pueden entrar al set. Todos están en su mundo, preparándose para la escena. Percibiendo los nervios en la habitación, Billy y yo nos quedamos tranquilamente en un lado, decidiendo hacer las presentaciones después cuando todos hayan tenido oportunidad de acostumbrarse.

Hoy están grabando escenas del club del principio de la película, cuando Billy y la banda están tocando y están en lo más alto de su carrera. Con casi todos los actores en escena, se supone que estará llena de energía y emoción, como una gran fiesta salvaje. Por lo que puedo ver del set en que estamos, el club tiene sillones de cuero rojo alineados con las paredes de espejos con bancos que combinan en la barra blanca, con azulejos blancos y negros en el suelo. Parece que todo debe ser muy elegante, pero parece que podría ser lavado; el suelo ha sido tratado con suciedad y los muebles han sido maltratados, haciendo que parezcan oscuros y viejos, dando el aspecto rockero que los diseñadores crearon.

En las escenas de hoy, el personaje de Billy, Stan, será el mejor cantante, moviéndose por el club con aires de importancia y arrogancia. Cada que veo a Billy me da risa su cabello largo y vestuario, que es una camisa color crema desabotonada, jeans deslavados sostenidos por un cinturón grueso y grandes botas negras. Realmente parece una estrella de rock de los 70, así que es extraño abrazarlo.

‘¿Cómo te sientes?’

‘Bien,’ dice Billy asintiendo la cabeza y encogiéndose de hombros. ‘Hoy debería ser bastante divertido.’

‘¿Dónde será mejor que me quede?’

‘Bueno, en donde sea siempre que no interfieras con la cámara o la escena.’

‘No me digas.’

‘Te sorprendería cuántos visitantes, en otros trabajos, se han paseado por la escena sin darse cuenta.’

‘¿En serio? De acuerdo, estaré alerta,’ prometo, esperando no avergonzarme al hacer tal estupidez.

‘De cualquier modo, Stephen sabe que estás aquí, así que le diré dónde estás. Te vigilará y se asegurará de que estés feliz.’

Dejo de escuchar cuando una mujer con un grueso y largo abrigo de piel entra a la habitación. Lo usa abierto para mostrar las botas negras hasta la rodilla, los shorts vaqueros y el top corto que usa, exponiendo sus bronceadas piernas y delgado torso. Su rubio cabello, liso y como de seda, car hasta su cintura. La veo mientras recorre la habitación con la mirada, inspeccionando la escena, demandando que su presencia sea notada, lo que, a juzgar por el hecho de que la habitación se ha quedado en silencio y todos la ven, ha logrado. Eventualmente, un joven con un walkie-talkie corre hacia ella preguntándole si puede traerle algo.

Billy voltea a ver que ha atraído mi atención.

‘Ah… Heidi.’

‘¡Wow!’ exclamo, sorprendida por cuan impresionante es en persona.

‘Mmm…’ Billy gruñe con el cejo fruncido.

‘¿Sigue portándose extraño?’

‘Sip.’

‘Qué pena.’

‘Es su problema,’ dice sin importancia.

‘De acuerdo,’ suena una voz masculina, aunque con tanta gente alrededor, no tengo idea de quien habla. ‘Ahora que todos están aquí, podemos tener a todos los actores en el set ¿por favor?’

‘De acuerdo, quédate aquí y evita esas cámaras. Sírvete té y café, y si se vuelve demasiado aburrido, siéntete libre de regresar al vestidor si quieres,’ ofrece Billy, antes de darme un beso y correr hacia Stephen para señalarle en dónde estoy.

Es una mañana larga, con largos descansos entre tomas donde todos vagan por el set esperando que les digan qué hacer. El director Max Rossini elige hablar con cada actor individualmente, perfeccionando hasta el más minúsculo detalle que pueda notar la cámara.

Estoy, gracias a Stephen, sentada frente a un pequeño monitor, así que puedo ver lo que graban, en vez de tratar de averiguarlo sobre los hombros de las personas. A pesar de estar sentada cómodamente en una esquina, fuera del camino, me siento apartada. Todos los demás, los cientos de personas corriendo por el lugar, tienen un propósito y un papel que jugar en algo mucho mayor, aunque solo sea sostener el abrigo de algún actor en las escenas o llevarle agua a las personas en los descansos. Aunque, como novia, y la única en el set, parece que he pasado la mayor parte de la mañana cruzándome en el camino, y consecuentemente siendo empujada, por lo que Stephen me sentó aquí con mi propio monitor. Así que ahora estoy sentada aquí, viendo, mientras tomo galones de té y comiendo panqués. Estoy segura que en cuanto conozca a todos con el tiempo, me sentiré menos incómoda. Además es interesante ver a Billy en el trabajo y, como sigue insistiendo, es menos glamoroso de lo que parece ser.

Mientras Billy habla con el director, noto que Holly me ve con una gran sonrisa y me saluda con la mano. No puedo evitar reírme cuando le regreso el saludo, sin querer atraer la atención. Es un pequeño gesto de su parte, pero uno dulce que me hace sentir incluida. Quizá la juzgué mal. Quizá es así de agradable con todos, sin tener segundas intenciones.

Billy me sorprende en el set. Aunque me dijo que no conocía mucho al resto del reparto, todos parecen muy amigables, excepto Heidi, claro. En escena él es juguetón con las chicas del reparto ya que su personaje, Stan, es un imán para las chicas. Esto hace que susurren entre ellas, pero me sorprende que eso continúe cuando la cámara deja de grabar. Veo como casi todas las chicas, en algún momento, se acercan a él durante los descansos y juegan con su nuevo cabello largo, tocan su pecho desnudo, posando en sus atuendos reveladores y riéndose de todo lo que él dice, obviamente coqueteando con él. Me irrita cuando, de vez en cuando, cortan la escena y ellas siguen en sus posiciones seductivas sobre Billy más tiempo del necesario.

Me irrita, pero no es eso lo que me sorprende ya que había asumido que las chicas se comportarían así a su alrededor; lo que me sorprende es que él también les coquetea. Obviamente, Billy es un chico agradable que exhala carisma – eso es lo que me atrajo y conquistó. Podría ser que solo les regresa las atenciones queriendo construir una relación en pantalla, sin pensar en qué puede parecer. No creo que se comporte así frente a mí por crueldad, no es ese tipo de persona. Pero parece disfrutar tener esa cercanía física con otras mujeres – como Ruth. Encuentro su relación con ella demasiado cercana para mi gusto – estoy segura de que cualquier chica que viera a su pareja acariciando a otra chica lo haría. Este mundo actoral de pretender es demasiado extraño para que me acostumbre. ¿Qué es real y qué no lo es?

En su defensa, Billy me ha señalado a las otras chicas, lanzándome besos de un modo enfermamente dulce, aunque lindo – no está actuando como si no existiera. Pero ¿cómo se comporta cuando no estoy, si se comporta así cuando estoy aquí?

Lo sé, lo sé. No debería pensar demasiado en esto ni analizarlo demasiado. No puedo permitirme ponerme celosa y sobreprotectora, no cuando queda mucho por venir en la filmación, cosas por las que tendré que mordérmela lengua.

Aunque mientras veo en silencio, empiezo a sentirme más y más descorazonada.

Durante la tarde, cuando Billy se va a que le retoquen el maquillaje y peinado y estoy de vuelta en el tráiler, recibo una llamada de mamá, que está demasiado emocionada porque su hija esté en el set de una película.

‘Cuéntame.’

‘Honestamente mamá, no hay nada que decir.’

‘¿Qué?’

‘Todo pasa muy lentamente.’

‘Debe de haber algo que puedas decirme. ¿Cómo es ella?’

‘Tan hermosa como temí.’

‘Apuesto que no tienes nada que pedirle.’

‘¿No crees que tienes preferencias?’

‘Nunca,’ insiste.

‘Billy tenía razón sobre ella, está muy fría con todos. Es increíble cuanto cambia cuando está en escena con ella.’

‘Entonces, ¿es buena?’

‘¡Mucho!’

‘¿Aún no hay escenas explícitas?’

‘Aún no. Pero es apenas el primer día. Todo eso está por venir.’

‘¿Lo estás temiendo?’

‘No lo espero con ansias, eso es seguro,’ admito.

‘No ´se cómo puedes verlo amor. Yo no sería capaz.’

‘Billy me pidió que lo hiciera,’ digo, aunque ahora dudo si fue una buena idea después de todo, especialmente sabiendo cuánto me afectó verlo interactuar con otras chicas.

‘Eres una mujer más fuerte que yo. Si hubiera tenido que ver a alguien tan solo ver a tu papá de ese modo, les habría dado su merecido.’

‘¡Mamá!’ gritó, sorprendida por lo que dice.

‘Bueno…’

‘¿Qué vas a hacer esta noche?’

‘¡Voy al teatro!’

‘¿En serio?’

‘Si. Colin encontró boletos a mitad de precio para ver el musical de Brief Encounter.’

‘¿Lo hicieron un musical?’ me rio.

‘Creo… o quizá es Breakfast at Tiffany’s,’ bromea.

‘¿Y cómo van las cosas con Colin?’

‘Oh, es un buen hombre. Es lindo tenerlo cerca.’

‘Bien.’

‘Sabe que nunca reemplazará a tu papá,’ dice quedamente. ‘Pero del mismo modo sé que nunca reemplazaré a su esposa.’

‘¿Querrías hacerlo?’

‘No reemplazarla. No. Solo es lindo tener a alguien que me trate como alguien especial de nuevo.’

‘Eres especial.’

‘Gracias amor… pero creo que necesito escucharlo de alguien más.’

Recostada en el tráiler de Billy, a una semana de empezar la grabación, estamos bajo las sábanas, esperando a que Billy sea llamado al set. Hemos estados sentado aquí por dos horas, y aburridos a muerte. Judith no bromeaba cuando dijo que habría que esperar mucho, y como Billy tiene que estar en su vestuario preparado para ir al set en cualquier momento, no podemos desaparecer por una hora. Tenemos, o Billy al menos, que permanecer en el vestidor o cerca de él en todo momento.

‘Si tuvieras que salir con una de las chicas de aquí, ¿con quién saldrías?’

No sé qué me hace preguntar, y realmente no quiero saber la respuesta, pero ver a Billy cada día entre estas chicas y verlo actuar con tanta confianza hace que la idea de que él quiera estar con mujeres así revolotee en mi mente. L idea sigue molestándome, sin importar cuánto trate de ignorar mis preocupaciones y alejarlas de Billy.

‘No querría hacerlo. Te tengo a ti,’ dice sin darle mucha importancia.

‘Ok, pero ¿qué tal si ya no estuviera contigo?’

‘¿Por qué no estás conmigo?’

‘No sé, no existo.’

‘Bueno, eso sería triste… tendría que vivir una vida en soledad.’

‘Vamos, en serio. ¿Con quién?’

‘No quiero jugar este juego.’

‘¿Por qué no?’

‘¡Porque no me gusta ninguna de ellas de ese modo!’

‘Oh, vamos. ¡Todas son muy guapas, y todas quieren estar contigo!’

‘¡Sophie!’

‘¿Qué?’

‘No es así.’

‘Oh, claro que sí. Están encima de ti a cada oportunidad que tienen.’

‘Sophie, te estás comportando como una tonta,’ dice con un tono de irritación.

‘Solo es un juego,’ digo en tono juguetón.

‘¿En serio? ¿O te hará preguntarte si en verdad me gusta alguien y empezarás a ponerte paranoica conmigo? Mira Sophie,’ dice con un suspiro. ‘Te amo completamente. No hay nada que no haría por ti. Necesito que lo creas. Sé que todo esto es extraño para ti, pero te prometo que estoy haciendo todo lo posible para facilitarte esto ¿de acuerdo?’

Asiento, sintiéndome estúpida por hacer una pregunta tan ridícula. Me recuesto en sus brazos y cierro los ojos, pretendiendo dormir. Ya no quiero discutir el asunto.

2 pensamientos en “19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s