28

Acostada en el piso de la sala con botellas de brillo, rollos de listones, moños, limpia pipas, pegamento, botones y plumas rodeándome o en mi regazo, para que todo esté a mi alcance, estoy haciendo más regalos caseros.

Estoy trabajando en las placas con forma de corazón que Colin y yo hemos estado tallando últimamente, decorando las orillas antes de escribir citas enfrente. Ahora, en la mejor letra que puedo hacer, estoy escribiendo una de Mujercitas ‘No tengo miedo a las tormentas porque estoy aprendiendo a navegar mi barco,’ que es exactamente lo que he sentido la última semana que la tienda ha estado abierta de nuevo. Ha sido maravilloso pararme detrás del mostrador y saludar a la gente de nuevo. A veces me he sentido intimidad por tener que lidiar con todo sola, pero siento que lo estoy logrando.

Increíblemente, los regalos se han estado vendiendo como pan caliente, algo que me encanta, ya que siempre creí que así sería. En general los clientes están contentos con los cambios que hice, aunque tuve que animar a una Señorita Brown desanimada cuando se dio cuenta que su lugar favorito para espiar fue movido un poco para hacer espacio para la alacena, lo que significa que tiene algunos puntos ciegos ahora. La envié a casa con un pastel helado de limón especial para disculparme y parece que eso ayudó ya que no se ha vuelto a quejar. Ya encontró un nuevo lugar en la esquina por la ventana donde puede espiar a los clientes en la tienda y a los que pasan por fuera – doble punto.

Uno de los altos de esta semana para mí fue cuando Janet, Ella y Charlotte vinieron después de la escuela y tomaron un libro y decidieron sentarse en silencio por hora y media mientras leían. No podía contener mi alegría con la imagen frente a mí y decidí darles ponqués (de dieta, por supuesto) gratis. Prometo que solo he dado comida gratis en esas ocasiones… bueno, ¡también el panqué por el cumpleaños de la señora Tucker!

‘¿Quieres té amor?’ pregunta mamá levantándose del sillón.

‘Si por favor,’ sonrío, viendo cómo cambia el canal antes de salir de la habitación.

Bernard Sharland, el presentador de los premios BAFTA aparece en la pantalla, como anfitrión de su propio programa. Está al final de una broma lo que consigue que la audiencia estalle en carcajadas.

‘Ahora damas y caballeros,’ dice, tratando de calmar a la audiencia. ‘Mi siguiente invitado ha tenido un torbellino de carrera. Fue sacado de la oscuridad cuando era solo un niño y llevado a Los Angeles donde obtuvo el papel que cambió su vida en Halo. Desde entonces se ha ganado el corazón de millones de adolescentes y ganó el BAFTA de este año. Para presentar su más reciente papel en una nueva adaptación de Orgullo y Prejuicio – por favor denle la bienvenida a Billy Buskin.’

‘¡Mamá!’ grito, rápidamente moviendo todo de mi regazo y corriendo por el control para cambiar de canal.

Un rápido vistazo a la pantalla me detiene.

Veo a Billy en el estudio de televisión, pálido y frágil. Su rostro está mucho más delgado y sombras amenazan sus rasgos. Se ve extrañamente triste y deprimido. Me sorprende ese cambio en él y cuán frágil e inseguro parece. Caigo de rodillas y me arrastro hacia la tele.

‘Billy bienvenido,’ dice Bernard, sacudiendo su mano antes de que ambos se sienten en sillones de cuero.

‘Hola Bernard. Gracias por tenerme aquí,’ dice Billy, frotando las manos en sus muslos nerviosamente.

¿Qué pasa? Este no es el Billy que conozco…

‘Para nada. La última vez que te vi, para aquellos que no lo saben fue en los BAFTA, parecías estar en la cima del mundo – ¡acababas de ganar el premio a mejor actor masculino!’

‘Si…’ Billy contesta distraídamente. ‘Una locura.’

‘Y has estado increíblemente ocupado desde entonces grabando El Ritmo Andante ¿cierto?’

Billy no habla. Solo asiente con los ojos en el suelo.

‘Ok…’ dice Bernard con el ceño fruncido. ‘¿Seguimos con la razón por la que estás aquí? Grabaste Orgullo y Prejuicio el año pasado – ¿puedes contarnos de eso? Grandes actores estuvieron en el set contigo. ¿Cómo fue esa experiencia?’

Algo en los ojos de Billy brilla por la pregunta.

‘Fue el mejor momento de mi vida,’ dice con una sonrisa, como si lo recordara mientras habla. ‘Me despertaba en las mañanas lleno de emoción y anticipación por el día.’

‘Fue bueno conseguir un trabajo como ese – no se siente como si fuera trabajo.’

‘No, no es eso,’ declara Billy viendo al anfitrión. ‘No tenía nada que ver con el trabajo.’

‘¿Oh?’

‘Era por mi tiempo en esa pequeña aldea; la falta de preocupaciones, la calidez constante que sentía con las personas ahí.’

‘¿Y una persona en particular? ¿Sophie May?’ pegunta Bernard.

Contengo la respiración.

‘Si,’ dice Billy ansiosamente. ‘Cada día esperaba verla y tener un vistazo de su sonrisa. Puede iluminar una habitación al entrar – pero nunca ha entendido cuán especial es.’

‘¿Las cosas siguen bien con ustedes dos? Creí que habías regresado con Heidi Black –’

‘Ni siquiera me menciones su nombre,’ suelta Billy, su rostro se vuelve a contraer. ‘No quiero que la gente piense que la imagen que los periódicos dan de mí es real, porque no es así. No pasó absolutamente nada entre Heidi y yo.’

‘¿Te refieres a la nota en los periódicos hace meses? ¿Cuando supuestamente fueron capturados en medio de un abrazo apasionado?’

‘Si, pero no fue así. Me tendieron una trampa. Jamás le sería infiel a Sophie. Sigue herido porque Heidi me puso en esa posición y me usó de ese modo.’

‘Debió haber sido difícil trabajar con ella después de eso.’

‘No trabajé con ella. Renuncié.’

Abro la boca. ¿Renunció a la película? ¿Cuándo pasó eso?

‘¿En serio?’

‘Si. Lo más importante de cualquier cosa que hago es tener gente a mi alrededor en la que puedo confiar,’ continua. ‘Sentí que no podía trabajar bajo esas condiciones. No fue algo fácil – tuve que tener reuniones interminables con mis abogados por todas las cuestiones legales involucradas. De hecho, no tengo permitido decir mucho por eso.’

‘Ya veo. ¿Dónde te deja eso?’

‘Honestamente no lo sé,’ responde Billy con un suspiro, su rostro se contrae mientras cruza las piernas y mueve una nerviosamente. ‘No es que no tenga algún tipo de culpa en todo esto. Jugué mi parte. Me volví egoísta y egocéntrico. Me dejé llevar por mis papeles, sin definir los límites de lo apropiado, sin pensar en nada más. Me permití absorberme en mi trabajo y en una vida que no es real ni satisfactoria. Ignoré las opiniones de los que amo y…’ se detiene y se cubre el rostro.

‘Está bien Billy,’ lo consuela Bernard mientras le da palmaditas a la imparable pierna de Billy.

‘Cuando estaba con Sophie, todo empezó a tener sentido,’ dice alzando la cabeza para mostrar sus ojos inflamados. ‘Me di cuenta de que muchas cosas en mi vida no tenían valor. Nada tenía sentido. Tristemente desde entonces, y especialmente desde que gané el BAFTA, me encontré más y más envuelto en esto. Reavivó la chispa por la actuación pero esa chispa me consumió. Escuché a más y más personas subiéndome el ego diciéndome cuán exitoso podría ser si hacía esto o aquello. Seguí su consejo, sin detener a cuestionarme cómo podían mis acciones afectar lo que Sophie quería.’

‘¿Qué quería?’

‘¿Estabilidad? ¿Qué la hiciera sentir que ella era mi mundo…? Todo lo que debí haberle dado sin que me lo pidiera.’

‘¿Y qué quieres tú?’

‘A Sohpie,’ dice Billy simplemente.

Mi corazón parece saltar a mi garganta, mientras un sonido gutural escapa de mi boca.

‘Cuando conocí a Sophie, la vi entregarse a las personas – les ofrecía su tiempo, paciencia y amabilidad y nunca pedía nada a cambio. Mientras que con la actuación, ¿qué hacemos para merecer la admiración de la gente? Nada. He actuado egoístamente durante mi carrera, pensando sólo en mí y nada más, como la mayoría de los actores.’

‘Seguramente estás siendo demasiado duro contigo mismo Billy,’ ofrece Bernard.

‘Quizá, pero no lo creo,’ dice Billy negando con la cabeza. ‘Creo que por primera vez me estoy viendo honestamente.’

‘No estás pensando en dejar la actuación ¿verdad Billy?’ se ríe Bernard guiñando el ojo, tratando de relajar el ambiente de la entrevista.

‘No para siempre, no. Pero he trabajado sin descanso desde que era muy joven – creo que es hora de tomar un descanso. Quizá un año o dos para experimentar las cosas normales de la vida.’

‘¡Oh!’

‘Creo que es hora de que vuelva a enfocarme. Al crecer era muy cercano a mi familia. Eran todo mi mundo. Pero con el éxito de mi carrera no he tenido tiempo de verlos. Me ha hecho pensar que es aceptable solo darles dinero. ¿Justifica mi ausencia o borra mi culpa? No, para nada. El amor hace que la vida valga la pena, no el dinero.’

‘Estoy seguro de que muchos televidentes es–’

‘Sophie era mucho mejor persona de lo que yo jamás seré, porque ella siempre puso el amor primera y olvidé darle crédito por eso. Ahora se ha ido y ni siquiera responde mis llamadas.’

‘Si pudieras hablar con ella, si pudieras hacerla escucharte, ¿Qué le dirías?’

Sin aliento, veo cómo Billy hunde la cabeza y se frota el rostro mientras piensa. Alza la mirada con incertidumbre, mordiéndose el labio.

‘Le diría que mi mundo no tiene color si ella, y que desde el momento en que la conocí, ella es todo lo que siempre quise.’

‘Bueno, ¿no es eso romántico?’ Espero que te escuche Billy,’ dice Bernard mientras se estira y toma su mano. ‘Buena suerte con todo. Disfruta el descanso y asegúrate de regresar a vernos cuando decidas regresar a la gran pantalla… por favor ¡no dejes que pase mucho tiempo! Damas y caballeros, Billy Buskin,’ dice Bernard, animando a la gente a aplaudir antes de seguir con su siguiente invitado.

Apago la televisión y me acurruco sola, enterrando mi rostro en la alfombra. Mis suaves sollozos se convierten en lloriqueos en segundos.

Extraño tanto a Billy, ¿cómo logró que nuestras vidas se volvieran un desastre cuando todo debió haber sido perfecto?

Siento una mano cálida desplazarse en mi espalda mientras estoy en el suelo ahogada en desesperación. La mano sube y baja por mi espina dorsal tratando de calmarme.

‘Sophie. Lo siento tanto.’

¿Fue…?

Me quedo quieta.

Esperando a escuchar la voz de nuevo.

Queriendo estar segura.

Por un momento hay silencio. Nada, mientras trato de descifrar qué pasa.

‘Lo digo en serio. Ahora lo sé. Eres todo lo que siempre quise,’ dice suavemente.

Está aquí.

En verdad está aquí.

Aunque lo he ignorado por semanas y le dije que no quería que viniera por mí, está aquí. Confusión inunda mi cerebro. Pequeños sollozos salen incontrolablemente de mi boca. Aunque algo dentro de mí brilla – expandiéndose con felicidad.

¿Qué hago ahora?

‘¿Cariño?’ pide, mientras su mano se detiene en mi espalda.

Respiro profundamente y lentamente me deshago de mi posición fetal. Lo veo – reviso que es real, que mi mente no me juega algún truco sucio. Primero veo sus pies, usando los mismos Converse simples morados que usaba el primer día que nos conocimos, luego sus piernas, su torso, sus manos que solían tranquilizarme, sus brazos que solían envolverme. Su boca. Su hermosa boca… me detengo ahí, incapaz de verlo a los ojos.

‘¿Cómo?’ pregunto temblando, señalando la televisión.

‘Lo grabé ayer,’ dice encogiéndose de hombros. El cómo no importa, lo que importa es que está aquí frente a mí.

Toma una de mis manos y la frota con su pulgar.

Sin saber qué decir, veo mi mano en la suya mientras intento entender los sentimientos dentro de mí.

‘La tienda,’ dice sin aliento. ‘Lo hiciste. Se ve increíble. Ella estaría muy orgullosa.’

La mención de la tienda y Molly causa más emoción y se me hincha el pecho de orgullo. He hecho tanto. He hecho algo por mí misma por primera vez en mi vida. Y lo logré aunque me sentía perdida y descorazonada. Lo hice.

‘Estoy tan orgulloso de ti.’

Por primera vez me siento digna del comentario.

Veo sus ojos, los torbellinos de chocolate grandes y honestos y una sonrisa se me escapa.

‘He sido un completo idiota Sophie. Lamento no haber –’

Acerco a Billy hacia mí y lo beso.

He tenido mi parte de culpa, dolor y sufrimiento. No quiero escuchar más. También he tenido suficiente de tener que vivir si la gente que amo a mi lado.

Molly una vez dijo que aprovechara las oportunidades que me llegan – en esta ocasión, creo que tomaré su consejo literalmente… eso le habría gustado.

6 pensamientos en “28

    • La historia está completa, lo que me faltó (y algún día haré, lo prometo) es un como “extra” que viene en el libro, que es una entrevista con Giovanna y sus agradecimientos. Pero la historia de Billy y Sophie está completa.

      Hasta arriba del blog, puedes ver distintas “páginas/pestañas” (‘Inicio’, ‘Billy And Me’, ‘Christmas With Billy And Me’, ‘El Proyecto’, ‘Hey, let’s make a band!’, ‘The Dinosaur That Pooped…’, ‘Unsaid Things… Our Story’) si das click en alguna, te lleva al índice de dicho libro, en el que podrás ver cuántos (y cuáles) capítulos tiene cada uno y desde ahí mismo puedes ir a leerlos😀

      • En realidad yo habia empezado a leer el libro cuando lo empezabas subir, y el blog ha cambiado mucho desde eso hasta ahora jaja Felicitaciones por ese gran avance! y gracias por seguir traduciendo🙂 Besos desde Argentina!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s