Calum – Saliendo con la banda

Conocí a Michael en el tercer año en la primaria de Norwest. Tenía el mejor fleco que jamás he visto. Pero lo que más recuerdo de él es que conforme crecimos se hizo muy alto. Debió haber pasado por la pubertad cuando tenía 12. La barba lo delató.

Nos hicimos amigos un poco después, cuando empezamos en el Norwest Christian College. Tomamos clases de música juntos y empezamos a tocar la guitarra. Solía encantarme verlo tocar. Era tan talentoso para su edad.

Cuando tenía unos 15 años vi na guitarra clásica en mi casa. No tenía idea de quién era pero la tomé. Aunque tuve problemas al principio, no sentía que era una tarea aprender a tocarla. Durante meses regresaba a casa de la escuela y buscaba videos en YouTube de cómo tocar; solía tocar frente a mis padres y les encantaba – tenía que gustarle, eran mis padres. Cuando tenía 16 me compraron mi primera guitarra de cuerdas de acero y solía llevarla a la escuela todo el tiempo, pero en aquel entonces jamás pensé que tocaría el bajo.

Tenía 13 cuando conocí a Luke. Se unió a nuestra escuela en el año 7 y cómo tenía un hermano mayor, sus amigos eran mayores. Siempre quise algo así. Aun puedo verlo ahora, usando una chamarra verde con una gorra volteada hacia atrás. Yo no me veía muy bien. Usaba shorts muy cortos y mis piernas eran demasiado delgadas. También tenía la cabeza rapada. Estaba en un mal lugar.

Por mi hermana, me gustaba mucho el R&B y artistas como Chris Brown, pero pronto me enamoré de bandas de pop-punk americano como Green Day, Blink-182 y The All-American Rejects. Me enamoré instantáneamente del sonido.

Recuerdo el día que la música tomó control de mi vida: Estaba en el autobús hacia la escuela y el hermano de un amigo de mi hermana me dio un disco que tenía escrito con plumón “Green Day – American Idiot.” Puse el disco en mi reproductor y no pude dejar de escucharlo. Me gustó todo: la angustia, la crudeza, las guitarras distorsionadas; casi me sacó de la realidad. Me encantó la emoción y la energía en todas las partes; había poder en las canciones. Cada que escucho los acordes que abren el disco de American Idiot, siempre me hacen preguntarme cómo escribieron el disco. Aprendí como tocar su canción “Good Riddance” y cuando la toqué en mi nueva guitarra para unos primos me dijeron “Oye, deberías tocar más seguido…”

A Michael y a mí siempre nos gustó el mismo tipo de música – bandas como Blink-182, All Time Lox y Green Day son la razón por la que tomamos un instrumento. Eso fue inusual en nuestra escuela porque no habían muchos chicos como nosotros. Si te interesaba mucho la música como a nosotros era un poco raro, y muchos de los otros estudiantes nos veían como extraños.

Entonces Michael y yo empezamos a sentarnos juntos en clase de música y a tocar canciones. Había un evento cada año llamado Live At Norwest donde todos podían tocar frente a la escuela. Como nos llevábamos bien y nos gustaban las mismas bandas, decidimos que tocaríamos “Beauty in the Breakdpwn” de una banda llamada The Scene Aesthetic. Me encantaría decir que sonó bien, pero no fue así. Luke también tocó esa noche – algo de Jason Mraz. ¡También tenía la muñeca rota! Era un as con la guitarra. Sabía cuánto había practicado. Solía poner covers en YouTube. Creí que era increíble.

Al principio pensé que Luke no se juntaba conmigo porque estaba con chicos mayores, pero me acerqué a él y le dije que me gustaba mucho lo que subía a YouTube. Nos hicimos amigos después de eso y en el próximo Live At Norwest, Luke y yo tocamos juntos. Al principio Michael, Luke y yo nunca tocamos juntos – siempre éramos Luje y yo, o Michael y yo – pero una vez que Michael le pidió a Michael que tocara me hice lugar con ellos.

Luke, Micahel y yo empezamos a juntarnos en el salón de música, tocando. Pasábamos tanto tiempo ahí como nos lo permitieran, lo cual fue bueno para mí porque cuando tenía 14 o 15, descubrí que la escuela era difícil. Entré a Norwest con una beca deportiva, lo que significaba que tenía que practicar deporte todo el tiempo. Al principio me encantaba, pero una vez que descubrí la música, me di cuenta que era lo único que quería hacer. El fútbol se fue alejando – quería pasar todo mi tiempo tocando con los chicos.

Y entonces una tarde en Diciembre del 2011, Michael dijo esas palabras “¿Quieren que formemos una banda?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s