Michael – Sentado aquí en casa

Wow, en retrospectiva era un nerd cuando era niño. La mayoría del tiempo estaba frente a la pantalla de la computadora; como mamá y papá eran dueños de un negocio de computadoras, tenían todos los equipos y algunos de mis más viejos recuerdos estoy jugando videojuegos en casa. Me encantaba, pero por suerte para mí, fue mi escape hacia 5SOS.

Cuando era pequeño papá tocaba la batería, que es de donde saque el ritmo, seguramente. Pero cuando tenía ocho o nueve años, mis padres me compraron el juego de Guitar Hero. Una vez que empecé a tocar me volví muy bueno en ello. Tan bueno que pensé ¡Hey! Quizá debería intentar tocar la guitarra de verdad…

Hasta ese punto no había mostrado ningún tipo de talento musical. Crecí en un lugar llamado Quaker’s Hill, que era una ciudad normal – tenía un Domino’s Pizza y un McDonald’s, algo genial conforme crecí, pero cuando era niño era muy aburrido. Pasaba la mayor parte del tiempo frente a la computadora y creo que incluso hay una foto mía, cuando tenía como dos años, jugando con un teclado. Me convertí en un nerd muy intenso. Es un milagro que no haya terminado convirtiéndome en una especie de científico loco.

Creo que eso se convirtió en un problema, porque odiaba la escuela. Nunca quería ir a clases y muchas veces me negaba a salir de casa. Recuerdo que mis padres se enojaban mucho porque no quería ir, incluso en la primaria. No sé que era, pero había algo que odiaba de las clases. Eran horribles. Ahora que estamos en la banda y nos levantamos a trabajar, estoy bien. Pero en eses entonces la escuela era como una tortura para mí.

No es que no pudiera con las materias. Fue a la primaria de Norwest, como Calum, y luego a la Norwest Christian College, la preparatoria. Cuando era muy pequeño, quizá en el año 3, me pusieron en la clase avanzada. Era inteligente. Era bueno en Inglés, era terrible en matemáticas, pero entendía todo y comprendía lo que decía el profesor. Aún así lo odiaba. Pensaba ¿Por qué demonios estoy en una clase que quiere que sea más inteligente cuando ni siquiera quiero estar aquí? Todos los demás eran muy aplicados en la escuela. Todos obtenían excelentes calificaciones y yo pensaba “Olvídalo.” El siguiente año me pusieron en clase normal.

Cuando tenía 12 o 13 años la vida se hizo un poco más dura porque la recesión afectó mucho a mamá y papá. Era hijo único y hasta entonces me habían consentido mucho. No me había dado cuenta de lo que valía el dinero porque era joven. Pedía algo y me lo daban, sin problemas. Una vez que entré a la adolescencia y mis padres se fueron a la quiebra, me hizo darme cuenta que no podía esperar que todo me llegara porque sí.

Ahora que estoy en la banda, aprecio absolutamente todo lo que hacemos juntos. Cada que estamos en el escenario estoy feliz. Cada que conocemos fans o firmamos autógrafos para la gente, me aseguro de disfrutarlo, porque sé por mis padres cuán difícil puede ser la vida cuando las cosas no van bien. Incluso cuando estoy cansado por todos los conciertos y las giras, me digo cuánta suerte tengo. Todo eso viene de mi niñez. Esa fue una lección muy importante que aprendí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s