Ashton – He ido de un lugar a otro

Una cosa que puedo decirte sobre crecer en Australia es que nunca me quedé en un lugar por mucho tiempo. Mi papá se fue cuando tenía dos años, y mi mamá y yo nos mudamos mucho, de casa a casa – a veces incluso vivimos en casas rodantes. A veces tenía que hacer nuevos amigos y acostumbrarme a las nuevas casas, lo que fue bastante duro.

La mayoría del tiempo estábamos en un lugar llamado Windsor, que está a una hora y media de Sídney. Cuando empecé la primaria era un buen niño, pero solía meterme en muchos problemas con los profesores porque era muy ruidoso. Cada reporte decía lo mismo “Ashton se distrae mucho. Debería concentrarse más.” Supongo que solo quería ser gracioso y me encantaba ser el centro de atención.

Por suerte era bastante listo, de otro modo habría tenido muchos problemas con mamá. Era un poco estricta cuando se trataba de la escuela y si jugaba mucho con eso, o no me iba bien en las clases, no lo toleraba. Podía ser muy aterradora a veces, pero sabía que lo hacía porque me amaba y quería lo mejor para mí.

Aunque vivir con ella era genial; me animó a hacer muchas cosas fuera de la escuela – cosas que ella pensaba podían mejorarme como persona. Jugué fútbol, algo que me encantó, y tomé clases de actuación. En lo que era realmente bueno era en natación, pero era mucho trabajo. Conforme crecí y el entrenamiento se hizo más serio solía nadar siete días a la semana. Salía de la escuela en la tarde y caminaba al entrenamiento. Llegaba a casa muy cansado y tenía que pararme temprano el siguiente día para volver a nadar. Era intenso. Ahora el olor del cloro me enferma.

Traté de ser bueno en todo lo que hacía cuando estaba en la primaria – esa era mi actitud. Ahora es igual: cuando salgo a tocar un concierto con mi banda, quiero elevar el nivel, quiero que todos se vayan pensando Esa es una gran banda o Ese tipo es un gran baterista. En aquel entonces quería ser el mejor en todas las clases. Excepto en matemáticas – era completamente malo cuando se trataba de números. Inglés era genial porque disfrutaba escribir historias. Después cuando fui a la preparatoria me encantó Ciencia. Pensaba que era divertida porque podía hacer explotar cosas, cortar ojos de vaca y otras cosas raras.

A veces era difícil para mamá y yo porque estábamos solos. No teníamos mucho dinero y a veces batallábamos para tener dinero para comer. Pero eso era algo normal para mí. Iba a casa de un amigo y me decían “¿Qué quieres cenar?” y les respondía “Oh, estoy bien, no quiero imponerme.” Estaba acostumbrado a vivir con un presupuesto pero esa fue mi infancia. Hicimos lo que pudimos para salir adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s