Escondiéndonos en un sueño

ASHTON:

Cuando tocamos en esos conciertos de One Direction, los recintos eran una locura. Cuando aceptamos unirnos a esa gira, íbamos a tocar en 10 conciertos en la O2 Arena de Londres. Luego empezamos a tocar dos veces al día, cada día – al final tocamos 10 días ahí. En total dimos unos 115 conciertos en el Reino Unido, Irlanda, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Estado Unidos, y fue en esos conciertos que aprendimos a ser una banda y descubrimos nuestro sonido. Hoy en día, si fuéramos a tocar en un lugar pequeño – quizá para 2,000 personas – probablemente haríamos explotar el lugar, espero, pero no podríamos hacerlo sin esos conciertos. Aprendimos mucho.

El tamaño de esos conciertos me asustó al principio, pero todos lidiamos con ello de manera diferente. La cosa es que quería ser mejor. En el escenario quería ser Billie Joe Armstrong de Green Day, o Dave Grohl de los Foo Fighters. Mi problema es que estaba detrás de la batería y no hay muchos bateristas que hablen con la audiencia o canten. Dar conciertos en arenas era nuevo para los cuatro, así que ellos sentían lo mismo. Tuvimos que aprender a ser grandes en grandes recintos y dar conciertos increíbles.

CALUM:

No creo que te puedas sentir preparado antes de tocar frente a 18,000 personas por primera vez. Tuvimos una semana para ensayar y todos nos sentimos relativamente bien hasta que vimos el tamaño de la primera arena en Londres. Todos nos miramos y dijimos “¡¿Qué?! No estoy seguro de qué va a pasar esta noche.”

Subimos y tocamos nuestras canciones y todos parecieron enloquecer. Nunca sabremos quién estaba nervioso pero creo que era yo. Estaba tratando de esconderlo, pero probablemente no funcionó. Después hablé con algunas personas que me vieron y dijeron que me veía bastante nervioso, pero recordándolo sigue siendo una locura; fue la O2 Arena y probablemente me haría en los pantalones si tocara ahí ahora.

Solo puedo recordar que fue una completa locura tener a 18,000 chicas gritándonos. En ese momento estaba lleno de adrenalina, no podía escuchar nada y no estaba pensando. El lugar era muy grande y emocionante. Todo fue algo borroso – aún lo es.

MICHAEL:

Es gracioso, vi el video de nuestro primer concierto el otro día y pude ver lo primero que hicimos al subir al escenario. Vi mi rostro en el video y me veo tan asustado, estoy seguro de que estaba temblando. Fue así de intenso.

Después de un tiempo, empecé a caminar lentamente de un punto a otro, solo parándome frente al micrófono, no me veía feliz – de hecho, me feo terrible. Sé que estaba pensando – ¡Esto es una completa locura! Pero en ese momento no sabíamos cómo expresar esos sentimientos a la audiencia.

La parte que siempre recordaré de esa primera noche es cuando empezamos a tocar una canción llamada “Over and Over.” Antes De que entraran las guitarras, les pedimos a todos que encendieran las luces de sus teléfonos y toda la arena se iluminó. No sé cómo conseguimos que lo hicieran, pero parecía que cada persona en la audiencia estaba sosteniendo su teléfono en el aire. Ver a ese mar de luces fue increíble porque cada luz era una persona distinta. Y esas luces se encendían hasta donde mi vista alcanzaba.

CALUM:

Después de un par de conciertos dejamos de estar nerviosos y todo se volvió muy emocionante. Pensábamos en cómo podíamos mejorar nuestra presentación y la gira empezó a ser más y más divertida.

Nos ayudó que los chicos de One Direction fueran tan genuinos. Nos apoyaban mucho. Recuerdo que una noche bajé del escenario y estaba muy decepcionado con cómo había tocado, y Louis estaba parado ahí. Se dio cuenta que estaba molesto.

“¿Sabes qué amigo?” dijo. “Siempre tendrás esos días. Una noche no vas a hacerlo muy bien, pero mañana será mejor.”

Como un niño en una arena por primera vez, los admiraba mucho. Nos guiaron mucho durante esos primero conciertos, lo que fue bueno; supongo que fuimos muy afortunados de tener esos pequeños consejos. Pero también veíamos cuánto trabajaban. Cada noche trataban de conocer tantos fans como pudieran, y trataban muy bien a la gente a su alrededor. Era agradable ver que la más grande banda del mundo estaba conformada de personas que se preocupaban por otros.

También empezamos a ser amigos. Nos dábamos cuenta que estaban muy ocupados, y nosotros también estábamos muy ocupados, pero cuando podíamos salíamos juntos. Sé que algunas noches aventábamos fruta en los vestidores. La música sonaba detrás de los escenarios y también habían algunas guitarras pesadas. Todo era muy divertido.

CALUM:

Todos sabíamos que teníamos mucho más trabajo que hacer. También sabíamos que necesitábamos hacer un gran disco si íbamos a tomar la ventaja de la oportunidad que habíamos tenido en esa gira. Había sido un tiempo loco para nuestra banda, algo que nunca olvidaremos, pero estaba a punto de volverse aún más loco… la siguiente parada era Estados Unidos, y eso iba a ser gigante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s