Otro día y estoy en un lugar nuevo (Another day and I’m somewhere new)

MICHAEL:

Estados Unidos fue más loco de lo que pudimos haber imaginado. Íbamos ahí para apoyar a One Direction en su gira, pero nos quedamos en Miami un par de días para relajarnos. Cuando aterrizamos, entramos al aeropuerto pensando que algunos fans nos estarían esperando, pero no había nadie. Pensé “Oh, genial, es un poco tarde. ¿Por qué tendríamos fans en Miami?” Luego bajamos las escaleras al lobby y unas 150 personas nos estaban esperando.

Fue la primera vez que nos acosaron. Nos jalaban y empujaban. Estábamos rodeados. No nos podíamos mover. Me asustó un poco, pero al mismo tiempo fue genial tener fans esperando para vernos.

Supongo que nuestra llegada debió haber sido más emocionante para nuestros fans americanos porque era la primera vez que nos veían en vivo. Habían esperado mucho tiempo para vernos tocar ahí, así que estaban muy emocionados. Aunque fue una experiencia muy intensa. Estaba muy abrumado porque no podíamos movernos con la multitud. Fue aterrorizante, pero al mismo tiempo nos encantó. No podíamos ver que tantas personas habían venido a vernos.

ASHTON:

Estados Unidos fue lo mejor para nosotros porque de ahí venían nuestras mayores influencias musicales – las ciudades en las que Good Charlotte y Greed Day empezaron. Dar conciertos en los mismos lugares en los que esas bandas tocaron por primera vez fu algo grandioso para nosotros. Fue una curva de aprendizaje, y creo que le gustamos a Estados Unidos. Allá les gustan las guitarras así que era un ambiente agradable en que nuestra música podía crecer.

CALUM:

Nos hicimos grandes amigos con One Direction junto a esos escenarios. La primera vez que los conocí estábamos en Londres. Éramos muy jóvenes en aquel tiempo y cuando hablaban al mismo tiempo pensábamos “¡¿Qué?!” No podíamos entender sus acentos, no entendíamos las bromas. Pero ellos probablemente pensaban lo mismo.

No nos tomó mucho tiempo darnos cuenta que eran buenos chicos. Cuando teníamos tiempo libre en la gira del Reino Unido, algo raro, salíamos juntos. Una vez jugamos fútbol con ellos, pero nos arrastraron. No teníamos mucha condición y después del primer tiempo dijimos “No, no podemos hacer esto. Renunciemos.” Perdimos 10-4. Louis era probablemente el mejor de ellos – es un jugador decente.

En otra ocasión fuimos al paintball. Fue en este lugar en medio de la nada y llovía a cántaros. Había mucho lodo. Mientras corríamos, tenían esta cosa llamada EL Depredador – un tipo vestido como el Depredador de la película. Era la cosa más terrorífica del mundo. Salía de entre los árboles. Si lo veías no podías moverte o él te disparaba. Fueron tiempos divertidos.

Una noche, al final de la gira de One Direction en el Reino Unido, son subieron al escenario para que pudiéramos hacer una pirámide humana frente al público. Pensé ¡Mierda, qué nervios! Estaba detrás del escenario en sandalias y jeans cuando nos llamaron de la nada. Cuando subimos, yo quedé en la base y me costó mucho trabajo mantener el balance. No quería ser el responsable de que todo colapsara. Pensé “¡No se caigan!” De algún modo lo logramos.

ASHTON:

Cuando llegamos a Estado Unidos, el autobús de la gira empezó a oler mal después de un tiempo. Teníamos uno que estaba construido para parecer un autobús de los años 50 y Metallica lo había usado antes de nosotros. Habían dejado todas sus cosas en los gabinetes, como su café y dulces. ¡Estábamos viviendo de la despensa que ellos no quisieron!

Nos e4ncantaba vivir en al autobús, pero a veces nuestra agenda era muy estresante. No estábamos acostumbrados a trabajar tan duro – la única presión que habíamos tenido antes era salir de la cama a tiempo para llegar a la escuela y ¡creo que hicimos que eso pareciera un trabajo duro! Tuve un trabajo de medio tiempo en una videotienda y eso no es duro en comparación a trabajar desde las 8 de la mañana hasta medianoche – eso es un día normal para nosotros. Pero el autobús se sentía como una pequeña casa con ruedas. Aunque tuviéramos un hotel en el que quedarnos, preferíamos dormir en el autobús.

MICHAEL:

Nos hicimos muy cercanos en la gira. Luke incluso me admitió una vez que había robado nuestra ropa interior cuando él ya no tenía ropa limpia. Solo entró en nuestra habitación y la tomó. ¡Amigo, lava tu ropa!

CALUM:

Recuerdo que la policía nos amenazó en Dallas porque no nos querían dejar conocer a los fans después del concierto. Dijimos “Vamos a conocerlos.” Pero no estaban muy complacidos. Uno de los policías nos dijo “Oigan, no van a conocerlos. Y si lo hacen ¡vamos a arrestarlos!” Después de eso nos retractamos rápidamente.

LUKE:

Nuestros conciertos estaban mejorando. Estábamos progresando. En cuanto bajábamos del escenario hablábamos de lo que habíamos hecho mal, o las cosas que pensábamos habían salido bien. Decíamos “¿Cómo podemos mejorar esto?” Queríamos que nuestros conciertos en vivo fueran tan buenos como fuera posible.

Éramos una mucho mejor banda cuando la gira por Estados Unidos empezó – para ese entonces ya sabíamos cómo manejar a la audiencia. Sólo habíamos dado 16 conciertos antes de tocar en el O2 de Londres, así que fue un viaje intenso, pero estábamos tratando de ser una fuerza, queríamos mostrar confianza y en vez de ser tímidos teníamos que adueñarnos del escenario. Teníamos que estar a cargo.

Tienes que ser un poco arrogante durante los conciertos y nos costaba trabajo al principio. Desde esos primero conciertos, creo que hemos aprendido a involucrar a la audiencia. Nos movemos mucho más. Cuando empezamos no lo hacíamos mucho, pero de pronto es mucho más emocionante vernos. Michael se mueve por todo el lugar. Correr por todo el escenario es su modo de mantenerse en forma, creo.

MICHAEL:

Pasé de quedarme parado a correr por el escenario como un lunático. Eso es confianza amigo. Cuando veo videos de nuestros primeros conciertos estaba un poco impresionado. En mi mente, actuaba como un loco, pero cuando me vi solo estaba caminando en círculos – especialmente en los conciertos de One Direction. Me di cuenta que tenía que imaginar qué estaba viendo la gente del fondo. Tenía que hacer todo más grande. Todos lo entendimos. Estábamos creciendo con rapidez y estábamos mejorando en el escenario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s